CNN y Arena se echan culpas por foro frustrado

En lo que podría ser el argumento de una comedia de enredos, Arena dice que CNN contactó a personas no autorizadas, mientras la cadena alega que contactó a quienes el partido puso a disposición y que Arena insistió en debate de fórmulas, no de candidatos presidenciales.

A principios de este año, una de las cadenas de noticias más influyentes del mundo, CNN, se puso en contacto con el vicepresidente de noticiarios de la Telecorporación Salvadoreña (TCS), Jorge Hernández. La cadena estadounidense proponía sumar esfuerzos para reunir a los cuatro candidatos a la presidencia en un foro que sería transmitido en vivo y moderado por Hernández y el presentador argentino Daniel Viotto.

Pasado un mes, desde Atlanta, CNN informó a Hernández que ya había obtenido la confirmación de participación de tres de los cuatro candidatos a la presidencia. Hernández tuvo que hacerles ver que en realidad solo tenían a un candidato, Mauricio Funes, del FMLN, pues los otros dos hacía unos días que habían salido de la contienda presidencial. Como no era viable hacer un foro con un solo candidato, CNN desechó la idea.

¿Quién era el cuarto candidato que no confirmaba? Rodrigo Ávila, de Arena. Nunca llegó a estar en la lista de participantes. Los porqués tienen más de una explicación y el primero en ofrecer una fue el mismo candidato arenero. La primera semana de febrero, mientras recorría algunos barrios santanecos, Ávila puso en duda la imparcialidad de CNN, en declaraciones ofrecidas a la prensa nacional: “Ya lo dijo un señor de CNN que vino aquí la semana pasada que se habían estado juntado con ellos (la casa de campaña de Mauricio Funes), y conmigo no se han juntado ninguna vez. Yo creo que aquí no se vale eso”, argumentó. En esa ocasión, Ávila no olvidó mencionar que su contendiente fue alguna vez corresponsal de la cadena de noticias, sugiriendo con ello que esa relación podría inclinar la balanza a favor de Funes.

El Faro habló con Christopher Crommett, vicepresidente senior a cargo de CNN en Español, para preguntarle sobre las razones que el partido Arena les dio al informarles que no iban a participar. Crommet sostiene que Arena jamás notificó oficialmente que no participarían en el foro.

Luego de las declaraciones ofrecidas por Ávila, la cadena decidió lanzar un comunicado de prensa en el que daba su propia versión de por qué se frustró el foro: “La campaña del señor Ávila insistió en condicionar su participación a un formato distinto al propuesto, que hubiera cambiado la naturaleza y claridad del foro, lo cual no fue aceptado por CNN en Español…”.

La compañía también respondió a las sugerencias de Ávila de que CNN no ofrecía garantías de trato imparcial, pues supuestamente un enviado de la cadena estadounidense se había reunido con el equipo del candidato efemelenista. “Ante las declaraciones del candidato Ávila en este sentido, CNN en Español niega categóricamente que ningún empleado o persona autorizada para representar a la cadena haya viajado a El Salvador y se haya reunido con el señor Funes o algún miembro de su equipo durante este proceso. Todas las gestiones se hicieron por teléfono desde Atlanta e incluyeron a dos representantes de la campaña del señor Ávila: su asistente Noel Medrano y el encargado de campañas de Arena, Jorge Girola (sic)”.

Desde Atlanta, Crommett especificó cuál era el cambio de formato que solicitaba Arena: que no se tratase de una exposición en la que participaban solo candidatos presidenciales, sino que se incluyera también a los candidatos a la vicepresidencia. “No es una forma conveniente para tratar un foro y tener unas intervenciones claras y dejar claro quién se supone que habla. O sea que había un asunto de claridad, de logística y de formato y entonces nosotros entendíamos que era un formato que no iba a poder funcionar”, explicó Crommett.

El vicepresidente de la cadena aseguró que la misma modalidad de foros presidenciales ha sido empleada exitosamente en Chile, Colombia, Guatemala, Ecuador, Nicaragua y Paraguay y pidió al candidato arenero que presentara pruebas de que algún empleado suyo se ha reunido alguna vez con Funes o con su equipo.

En resumen, hasta ese momento había dos versiones: la de Ávila, que se refería a la confianza que a él le merece CNN, y la de la cadena, que argumentaba que no habían conseguido un acuerdo sobre formatos. Pero el jefe de campaña arenera, César Funes, agregó otro elemento: falta de claridad en quién es vocero autorizado de quién.

Funes aseguró que él siempre estuvo convencido de que la gestión del foro estaba a cargo de Jorge Hernández y de TCS y dijo no explicarse por qué los estadounidenses se pusieron en contacto con Medrano o Guirola, puesto que ninguno de ellos está autorizado para gestionar la participación del candidato en una actividad de esta naturaleza y agregó que CNN jamás se puso en contacto con él.

“Según los estatutos del partido, quien hace las designaciones es el Consejo Ejecutivo Nacional (Coena), del cual yo formo parte y no recuerdo haber designado a estas personas bajo ninguna circunstancia para que representaran al partido ante CNN. Es inútil estar discutiendo acerca de un esfuerzo que no se pudo llegar a concretar porque CNN tuvo una posición inflexible y ni siquiera estuvo en contacto directo con tu servidor, para que tuviéramos un diálogo amplio”, explicó.

Sigfrido Reyes, vocero oficial del FMLN, también está convencido de que TCS actuaba en representación de la cadena de noticias y que los estadounidenses habían delegado en Jorge Hernández la coordinación con los partidos políticos, por eso no le extraña que CNN jamás lo contactara directamente. “No tengo por qué dudar de TCS”, argumentó.

La Telecorporación reunió en enero a los representantes oficiales de los partidos; además de Funes y Reyes, acudieron Orlando Arévalo, en representación del PCN, y Rodolfo Parker, en nombre del PDC. Según el dirigente pedecista, en esas reuniones sí se discutió la logística de un posible foro coordinado por TCS y CNN.

Jorge Hernández, vicepresidente de noticiarios de TCS, asegura que los estadounidenses estuvieron todo el tiempo al tanto de las gestiones que él realizaba con los partidos políticos para la organización del foro, y que CNN nunca hizo gestiones de forma independiente: “Las gestiones nunca fueron de forma independiente, de hecho una de las condiciones que le pusimos a CNN es que la gestión era en paralelo y que ellos iban a informarnos en todo momento de lo que platicaran con los partidos. Nosotros tenemos claro quiénes son los representantes de cada partido en el país. En el caso de por qué CNN habló con gente del staff personal del ingeniero Ávila, no tengo conocimiento de por qué lo habrán hecho”.

Crommett le responde a Hernández que TCS pensaba hacer su propio programa con los candidatos y por eso CNN hizo sus propias gestiones. “La respuesta es que no… ellos (TCS) son una entidad autónoma. Pensaban hacer un foro por su cuenta y les pedimos que (para nuestro foro) nos dejaran manejar la comunicación con los partidos desde Atlanta. TCS habla por TCS y CNN habla por CNN”.

María Elisa Callejas fue la editora de la cadena encargada de hacer los contactos con los partidos políticos en El Salvador, desde su sede en Atlanta. Ella asegura que enviaron una invitación oficial por escrito a cada uno de los candidatos y que supusieron que cualquier respuesta obtenida sería, de igual manera, oficial. “Desde cuando comenzamos las gestiones, yo estuve en comunicación con la gente de la campaña hasta donde me dejaron llegar. No me contestaban las llamadas, me programaban citas y no ocurría, no me regresaban las llamadas… Xenia Romero, encargada de prensa del partido, me dijo que cualquier cosa que tuviera que ver con la agenda del candidato, pasaba por las manos de Noel Medrano y yo pasé dos o tres semanas en comunicación con él”, asegura la editora.

Xenia Romero confirmó a este periódico la versión de Callejas. Dijo recordar que, efectivamente, sugirió a la representante de CNN que se pusiera en contacto con Medrano. Sin embargo, el jefe de la campaña de Rodrigo Ávila dice desconocer por completo todas estas gestiones y muestra sorpresa al enterarse que los estadounidenses nunca autorizaron a la Telecorporación para que fuera su vocera frente a los partidos. “Respetamos lo que ellos argumentan, pero ninguna de estas personas de Atlanta me contactó a mí, y ahora resulta que el contacto que tuve a través de TCS no es autorizado”, lamenta Funes.

¿Por qué Rodrigo Ávila no quería afrontar solo el foro de CNN? César Funes se limita a sugerir que tal vez el tiempo no fue suficiente para precisar las cosas: “Cuando uno plantea un esquema de foros presidenciales, hay muchos temas que discutir y ni siquiera pudimos avanzar en el primero: yo vi un ofusque de parte de ellos… aunque ahora dice CNN que TCS no tuvo nada que ver”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s