Ávila contrata a Wil Salgado para que le consiga votos

El alcalde migueleño se salió con la suya: el candidato presidencial de Arena se comprometió a ejecutar una serie de obras en el municipio oriental a cambio de que el político pedecista le pesque votos. Ávila se comprometió a pagar un millón de dólares si no cumple.

Tal como lo había anunciado desde el domingo pasado, el alcalde de San Miguel, Wilfredo Salgado, firmó este lunes un documento con el candidato arenero a la presidencia, Rodrigo Ávila, en el que se compromete a respaldarlo de cara a los comicios del 15 de marzo, a cambio de la promesa del aspirante arenero de desarrollar una serie de obras de infraestructura en caso de que gane la presidencia.

Salgado aseguró que, a partir de este día, recorrerá su municipio y otras regiones del oriente del país, pidiendo el voto a favor de Ávila y poniendo su propia popularidad en la zona al servicio del candidato arenero. “Vamos a participar en una campaña donde vamos a ir a conquistar indecisos y los que no salen a votar (a través de) trabajo de campo y visitas y acompañamientos en comunidades rurales y urbanas. Vamos a participar como si fuera una campaña para alcalde, para mí”, aseguró el edil.

A cambio de su apoyo, el alcalde migueleño exigió que Ávila firmara un documento notarial en el que se compromete a dotar a San Miguel de una serie de obras de infraestructura, que incluyen una inversión de un millón de dólares en la ampliación de los graderíos del estadio Juan Francisco Barraza, la construcción de un puente y la ampliación de otros dos y agregar dos carriles más al tramo de la carretera Panamericana que conduce desde San Miguel hasta Quelepa.

Rodrigo Ávila aprovechó para agregar al documento algunos compromisos que ya había anunciado previamente en su plan de gobierno y que se relacionan con el municipio que gobierna Salgado o con otros aledaños: la construcción de tres distritos de riego con más de mil manzanas de riego, mil 300 reservorios de agua en San Miguel, Usulután y Morazán, mantenimiento de la laguna de Olomega con obras de mitigación que impidan su desborde, un paso a desnivel, mejoramiento de barrios marginales y el desarrollo de 15 proyectos eléctricos del área rural.

Contrario a los otros 29 compromisos que Ávila ha firmado durante su campaña presidencial, a Salgado no le bastó ni la palabra ni la rúbrica del candidato, de forma que le impuso también una fianza de un millón de dólares si alguno de los proyectos contemplados en el documento no está finalizado para el cuarto año de gestión, en el caso de que el arenero llegara a la presidencia.

En este punto, los dos firmantes entienden de manera distinta el documento en el que estamparon sus firmas. Salgado afirma que, tal como está redactado el texto, es Rodrigo Ávila como persona natural quien estaría obligado a refrendar el compromiso, mientras que el candidato aseguró que, en el caso de que haya necesidad de pagar la fianza impuesta por el migueleño, el dinero saldría de las arcas del Estado.

Pero los ahora socios prefieren no hablar de desconfianza, sino más bien de una cuestión de estilos: “Es el estilo migueleño”, explicó Ávila. Salgado, en cambio, se adjudica a sí mismo un toque de ingenio: “Es una modalidad nueva. Que a las otras personas que firmaron compromisos no se les ocurrió… bueno, entre menos le pidan, menos ofrece”, dijo, mientras a su lado, el arenero se limitaba a sonreír.

El alcalde aseguró que el millón de dólares sería destinado para obras sociales en el municipio que preside.

Con su firma, Ávila se comprometió con Salgado a aportar un millón de dólares al municipio de San Miguel en caso de incumplimiento.

Antes de firmar el documento, mientras se conducía al salón en el que tendría lugar el acto, Salgado recitó su célebre frase: “Vaya, hasta los servicios notariales me van a van a salir de choto”. Y tenía razón: el notario que dio fe de los compromisos es el secretario general del PDC, Rodolfo Parker, quién leyó el documento de compromiso con una amplia sonrisa en los labios. En el acto también estuvo presente otra miembro de la dirección del partido, Ana Guadalupe Martínez, quien dijo estar simplemente acompañando a Salgado.

El alcalde migueleño ha ganado ya cuatro elecciones seguidas, compitiendo bajo tres banderas distintas. Sin embargo, tiene el reto de demostrar su potencial de arrastre de votos más allá de su propia candidatura. Pese a que en las últimas elecciones logró colocar al PDC como segunda fuerza local en las elecciones para diputados, hubo cerca de 15 mil votantes que, aunque lo prefirieron como alcalde, no votaron por los candidatos del PDC para diputados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s