Saca y Ávila recuperan silla en mesa de reestructuración de Arena

Después de 12 días marginados, el presidente de la República y el presidente de Arena se las arreglaron para volver a la comisión que definirá al nuevo Consejo Ejecutivo Nacional tras la derrota en la presidencial del 15 de marzo. Comienzan a aflorar nombres de candidatos.

Por Sergio Arauz


La batalla por controlar los botones que permitirán nombrar a la nueva dirigencia del partido Arena dio un giro este miércoles, cuando el presidente de la organización, Rodrigo Ávila, y el presidente de la República, Antonio Saca, parecieron resucitar del golpe marginador que sufrieron el 20 de marzo y se reincorporaron al equipo que elaborará la lista del nuevo Consejo Ejecutivo Nacional y que evaluará el desempeño de la maquinaria arenera en las recientes elecciones.

Tanto Ávila como Saca, a quien muchos consideran el padrino político de Ávila, volvieron al lado de los tres ex presidentes de la República que han salido del partido Arena para como Comisión Política discutir y decidir los nombres de quienes integrarán el nuevo Coena. El viernes 20, en un sorpresivo pulso, los tres ex presidentes, Alfredo Cristiani, Francisco Flores y Armando Calderón Sol, habían logrado hacer a un lado a los señalados como principales culpables de la derrota en la elección presidencial del 15 de marzo.

Después de una sesión de casi seis horas, la Comisión Política y el Coena decidieron redactar un acuerdo. Ávila resumió el resultado de la reunión, en la que se decidió que a más tardar el 9 de junio la Asamblea General del partido nomine un nuevo Coena. Y mientras no se renueve la cúpula, Saca y Ávila -señalados como principales culpables de la derrota en la presidencial del 15 de marzo- serán parte de las decisiones que tome el partido, una situación extraña porque habían sido vetados para evitar que se convirtieran en juez y parte durante la evaluación.

El punto único resuelto este miércoles, dice el acta, fue la delegación de funciones en la Comisión Política, luego de que el Coena aceptara oficialmente dejar los cargos. En la práctica, por lo tanto, Arena ha quedado sin su máximo organismo permanente de dirección, y sus labores las han asumido los ex presidentes, Saca y Ávila.

Y aunque dentro del partido solo hay hasta ahora pulsos silenciosos, no significa que no estén trabajando ya propuestas de mecanismos de selección del nuevo Coena, e incluso que comiencen a elaborar listas de potenciales nuevos dirigentes del partido. Los ex presidentes han dicho que ellos no se han metido al proceso para quedarse con los cargos, sino para tratar de aportar un mecanismo que permita renovar el partido. Pero además porque quieren dirigir la evaluación del desempeño del partido, que por primera vez en 20 años perdió una elección presidencial.

Hasta el martes, fuentes que han estado involucradas en las discusiones o que han conocido los debates de los ex presidentes planteaban que los involucrados favorecían que cada uno de ellos presentara una lista propia de candidatos al Coena, y que cada uno de ellos tuviera derecho a vetar cierta cantidad de nombres de las listas de los otros ex presidentes. De las tres listas, los nombres no vetados se convertirían en los 13 miembros del nuevo Coena y en los directores de los ocho sectores del partido. Después de la jornada del miércoles, sin embargo, no se sabe si habrá borrón y cuenta nueva.

Tras de la reunión, realizada en la sede central del partido, en San Salvador, Cristiani confirmó que los ex presidentes, más Saca y Ávila, presentarán propuestas de nombres, aunque aseguró que ni el mecanismo se ha definido ni es el momento de discutir candidatos específicos. “Todavía no se ha definido el mecanismo. Tiene que analizarse primero cómo se conforma un Coena que va a estar en la oposición, qué actitud deben tener los miembros. Primero tiene que definirse bien qué fortalezas debe tener una oposición, para después hacer propuestas de nombres que coadyuven hacia eso. ¿Que va a ser igual o no? Pues ahí hay cinco personas que van a estar proponiendo nombres. Una vez llegado a un acuerdo de qué es lo que se requiere para fortalecer en este proceso a Arena. Es una opinión personal, el sistema debe ser definido ahí”, dijo.

El mecanismo de una lista de nombres por persona y cada persona con derecho a veto se usó, por ejemplo, en el Coena de transición que dirigió Antonio Salaverría en 2003, después de la dorrota en las elecciones municipales y legislativas. Cristiani dejó abierta la posibilidad a que este recurso se utilice de nuevo. En aquella ocasión, dijo, cada ex presidente hizo una lista de nombres a partir de las cuales se elaboró una que terminó siendo la del Coena.

Un ex dirigente arenero que pidió que no se revelara su identidad detalló cómo funcionó el proceso aquella vez: “Cada ex presidente propuso 10 nombres y cada uno tenía derecho a vetar a una persona de la lista de cada uno, de las tres personas que salen vetadas, quedan 27 nombres que entran a una discusión entre los tres. De ahí salió el Coena de Antonio Salaverría que entregó el partido a Tony Saca cuando fue electo como candidato”.

El viernes pasado marcó el fin de la primera fase de consultas y evaluación. “Fue una catarsis”, dijo Calderón Sol, refiriéndose a que las reuniones han servido para que las estructuras y las bases del partido puedan expresar aquellas cosas que les parecen que están mal y deberían corregirse para intentar fortalecer a Arena.

La última comunicación oficial del partido, colgada en la página web de Arena el viernes 27 de marzo, explica el último tramo de la ronda de evaluación en el que los ex presidentes oyeron quejas, reflexiones y explicaciones de los que trabajaron en la campaña electoral pasada: “Los delegados de la Comisión Política de Arena se han reunido hasta el momento con fundadores del partido, fracción legislativa, alcaldes y alcaldesas, ex miembros del Coena y con las directivas de los sectores femenino, juventud, profesional, empresarial, octavo sector (salvadoreños residentes en el exterior), campesino, agropecuario y obrero en San Salvador”.

La segunda etapa, similar a la primera, tiene previsto hacer esas consultas en el interior del país, con los directores departamentales y municipales. Sin embargo, las primeras jornadas, de lunes y martes, se suspendieron sin explicación alguna a la prensa.

Y cuando se pregunta por nombres, oficialmente no hay uno solo en lista por ahora. Sin embargo, El Faro conoció de ex miembros del Coena y de diversas fuentes cercanas al proceso y a los ex presidentes, que ya hay personas que están siendo consideradas, al menos de manera preliminar, como potenciales futuros dirigentes del partido.

Entre los nombres que saltan para ocupar la dirección del partido está el de Eduardo Zablah, un empresario que ha sido ministro de Economía, secretario técnico de la presidencia de Antonio Saca y que ya fue dirigente del Coena. Zablah dejó la jefatura de gabinete el 15 de agosto de 2007, en medio de irreconciliables diferencias con el círculo de funcionarios más cercanos al presidente Saca, como el asesor presidencial y primo del presidente, Herbert Saca; el secretario privado de la presidencia, Élmer Charlaix; el secretario de Comunicaciones, Julio Rank; y el ministro de Seguridad, René Figueroa.

Otro nombre es el del ex presidente de Arena Antonio Salaverría, un cafetalero del occidente del país que relevó al banquero Archie Baldocchi en 2003.

A la par de Salaverría y Zablah aparece Luis Mario Rodríguez; un abogado que fue director ejecutivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y que fue secretario de asuntos jurídicos de la presidencia de Saca y que hace un año fue precandidato presidencial de Arena.

A la lista se suma la vicepresidenta de la República, Ana Vilma de Escobar, quien durante la contienda interna por la candidatura presidencial acusó al entonces presidente del partido, Antonio Saca, de dirigir un proceso con los dados cargados en favor de Rodrigo Ávila. También están ahí los nombres de Rubén Rochi, ministro de Turismo; Nicola Angelucci, presidente del Banco Multisectorial de Inversiones (BMI); Federico Hernández, presidente de Concultura; Francisco Bertrand Galindo, ex ministro de gobernación de la administración Flores, y Rolando Alverenga, quien fue secretario de asuntos jurídicos de la presidencia de Francisco Flores, jefe de la bancada legislativa de Arena y miembro del Coena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s