El Sin Vergüenza 6:Fiscal general contradice versión de Adolfo Tórrez

Félix Garrid Safie negó que solicitara al ex director departamental de Arena en San Salvador que le recibiera llamadas a Roberto Silva Pereira. Además, aseguró que -contrario a lo que reportó en su momento el FBI- sí abrió una investigación sobre la grabación y que ésta solo incluye lo que Tórrez le dijo. No hizo más pesquisas porque nada le hizo pensar que podía haber  tráfico de influencias o corrupción.

Rodrigo Baires Quezada
cartas@elfaro.net
Publicada el 17 de abril de 2009 – El Faro

Enviar Imprimir

Las contradicciones

La visita a la Fiscalía

“Inmediatamente me dirigí hacia la Fiscalía y fui a explicar qué es lo que estaba sucediendo. Conversé con el señor fiscal general, le expliqué qué es lo que estaba pasando y que esa persona (Silva Pereira), a través de diferentes formas, me querían contactar.”

“Lo único que yo he tenido de Tórrez es una información telefónica, que él me dijo que había recibido unas llamadas telefónicas de este señor y que le había seguido la corriente. Nada más. Posteriormente, yo recibo, por parte del FBI, la información ya de manera material.”

El agente Tórrez

“En ese tiempo… no quiero amarrarme con fechas porque no estoy seguro de algunas cosas… entonces, se cruzaron los tiempos y se me dijo (desde la FGR): ‘Bueno, recibámosle cualquier llamada. Veamos dónde está… tal vez busquemos dónde está o qué es lo que quiere’.”
Adolfo Tórrez, ex director departamental de Arena en San Salvador.

“Yo no le he dado a Tórrez información ni le he solicitado ese tipo de favores… Yo no le he pedido a él que me sirva de investigador ni de gestor ni de mucho menos en esto. No le puedo decir si está mintiendo o no. Yo les puedo decir que no he pedido ese tipo de favores a una persona ajena a la institución.”
Félix Garrid Safie, Fiscal General de la República

El fiscal general de la República, Félix Garrid Safie, desmintió este jueves al ex dirigente arenero Adolfo Tórrez, quien había asegurado que el funcionario le pidió que mantuviera conversaciones telefónicas con el diputado Roberto Carlos Silva Pereira como un apoyo a una  investigación sobre el político acusado de sobornos y lavado de dinero. “No le he pedido a él (Tórrez) que me sirva de investigador ni de gestor ni de mucho menos en esto”, dijo Safie, en conferencia de prensa.

El fiscal general respondió así a una andanada de preguntas de los periodistas que le cuestionaban cosas como por qué -según la versión del FBI- nunca investigó la grabación de una llamada telefónica en la cual Tórrez le pide medio millón de dólares a Silva para liberarlo de los cargos penales que pesan sobre él en El Salvador, o por qué supuestamente le pidió a Tórrez que le echara la mano con Silva.

“Nunca le solicité favores de este tipo”, dijo Safie en la rueda de prensa, cuando apenas le quedan tres días de mandato y está aspirando a que la Asamblea Legislativa le conceda la reelección para otros tres años en el cargo.

El Faro publicó el miércoles un reportaje sobre cómo la defensa de Silva Pereira en Estados Unidos acreditó esa conversación como prueba en el juicio por asilo político que tiene el diputado suplente del PCN en ese país. En esa llamada telefónica, ocurrida el 20 de marzo de 2008, el hasta el miércoles director departamental de Arena habla de acudir a “abogadones” y de tocar palancas como jueces o algún magistrado en el esfuerzo por ayudar a Silva a librarse de las acusaciones contra él y su esposa, que ya fue condenada.

El miércoles, después de ser separado de su cargo en Arena, Tórrez, arropado por un grupo de correligionarios y de sus más cercanos colaboradores, aseguró que sostuvo la conversación con Silva Pereira a petición del mismo fiscal general. Según Tórrez, personalmente le informó a Safie, en una reunión en su despacho, que había recibido diferentes solicitudes de gente cercana al diputado diciéndole que quería comunicarse con él. “Se me dijo: ‘Bueno, recibámosle cualquier llamada. Veamos dónde está… Tal vez busquemos, dónde está o qué es lo que quiere’”, afirmó.

Este jueves, Safie contó otra historia. Dijo, por ejemplo, que es falso que se reunieran en su despacho: “Lo único que yo he tenido de Tórrez es una información telefónica, (en la) que él me dijo que había recibido unas llamadas telefónicas de este señor y que le había seguido la corriente. Nada más”.

Después de eso, ya con una copia de la grabación en su poder, la Fiscalía tomó una declaración a Tórrez en “calidad de testigo” como parte de una investigación con carácter de sobre averiguar, y determinó que no había razones para sospechar que se hubiera incurrido en delito alguno.

Safie aseguró que en el testimonio de Tórrez -que es prácticamente lo único de que consta el expediente que dice haber abierto en su momento- se detallaba cómo se habían dado negociaciones de tipo profesional para la contratación de abogados y peritos en ingeniería que apoyaran la defensa de Silva Pereira en el país. De esta manera, afirmó el fiscal general, cuando Tórrez habla de montos, se refiere a los costos de estas contrataciones y no a negociaciones ilícitas como intentar sobornos.

“En el contenido del audio no encontramos elementos que determinaran ilícitos por parte de Tórrez. Más bien, pudimos encontrar algunos elementos de proposiciones indebidas por parte de Silva”, sostuvo el fiscal general, quien aseguró que tras seis meses de no tener nuevas pruebas, el caso se cerró y archivó.

En su conferencia, Safie da a entender que prácticamente se vio obligado a cerrar el caso porque al cabo de seis meses el FBI no le aportó más elementos.

Safie, quien prometió dar el expediente a los periodistas que le cuestionaban, reconoció que la investigación no mereció ver a Tórrez como sospecho, analizar sus movimientos bancarios o validar las voces en la grabación, esto último porque la misma había sido obtenida fuera del país. A pesar de ello, aseguró que de reabrirse una investigación con base en la misma llamada, no se encontrarían elementos nuevos que vinculen al ex director departamental de Arena con algún acto ilícito y que todo está probado en la investigación. Al cierre de esta nota, el departamento de comunicaciones y prensa de la Fiscalía todavía no había dado copia del expediente.

Y mientras Safie defiende su inacción con el argumento de que la grabación no aporta suficiente como para investigar a Tórrez, el defensor de Silva Pereira en Estados Unidos, Joseph Sandoval, ve en eso la prueba de que en El Salvador no se le puede garantizar juicio justo a su cliente. “Yo me pregunto, si el fiscal general tiene esa grabación desde hace un año, ¿por qué nadie ha hecho nada?”, dijo Sandoval a El Faro, en una entrevista telefónica publicada por este periódico este miércoles.

Para el fiscal general, la llamada sólo fue parte de una estrategia de la defensa de Silva en los Estados Unidos para comprometer políticamente a personalidades del país y avanzar en el caso de asilo político del diputado. “Lamentablemente en el caso de Tórrez, éste decide seguirle la corriente y es ocupada esa cinta por la defensa en el tema del asilo político que están gestionando… Estoy explicando que sí hubo una investigación, pero que no se contaban (con) los elementos para incriminar por negociaciones ilícitas a Tórrez; sino que era una estrategia de la defensa”, repitió el funcionario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s