El Sin Vergüenza 7:“Yo no le he pedido a Tórrez que me sirva de investigador”

En conferencia de prensa este jueves, el fiscal desmintió la versión del destituido director departamental de Arena. Safie aseguró que nunca le pidió a Tórrez que mantuviera conversaciones con Roberto Silva Pereira. En sus declaraciones, el fiscal insiste en que no ve motivos para investigar si Tórrez pudo haber estado involucrado en algún ilícito penal y dice que en la grabación no ve indicios de tráfico de influencias o corrupción. “En ningún lado se da a entender tráfico de influencias o corrupción.” Esta es la versión editada de las preguntas de los periodistas que participaron en la conferencia y de las respuestas del fiscal.

Rodrigo Baires Quezada / Fotos de Mauro Arias
cartas@elfaro.net
Publicada el 17 de abril de 2009 – El Faro

Enviar Imprimir

El miércoles, Tórrez dijo que la conversación grabada que tiene la defensa de Silva Pereira se debió a que le hacía un favor a la Fiscalía, que usted le solicitó personalmente a él recibir esas llamadas para saber en dónde podía estar. ¿Es esto cierto?
Negativo. Silva Pereira ya estaba capturado para ese momento.

¿Miente entonces Tórrez?
Yo no le he dado a Tórrez información ni le he solicitado ese tipo de favores. Lo único que yo he tenido de Tórrez es una información telefónica, que él me dijo que había recibido unas llamadas telefónicas de este señor y que le había seguido la corriente. Nada más. Posteriormente, yo recibo, por parte del FBI, la información ya de manera material.

¿Tórrez está mintiendo al decir que esto ha sido una estrategia en conjunto con el Ministerio Público?
Yo no tengo apoyo… Yo no le he pedido a él que me sirva de investigador ni de gestor ni de mucho menos en esto. Ni creo que el FBI lo haya hecho.

¿Miente?
No le puedo decir si está mintiendo o no. Yo les puedo decir que no he pedido ese tipo de favores a una persona ajena a la institución.

¿Por qué no se abre una investigación si usted tenía la copia de este audio?
Yo abrí una investigación interna sobre la base del audio que me entregó Leo Navarrete (asesor legal del FBI en la embajada de Estados Unidos). Una investigación de carácter interno, de carácter “sobre averiguar”, en la Unidad Anticorrupción, determinando ya en el contenido del audio no encontramos elementos que determinaran ilícitos por parte de Tórrez. Más bien pudimos encontrar algunos elementos de proposiciones indebidas por parte de Silva, pero como eso está en otra jurisdicción, nosotros, después de transcurridos seis meses de no tener más elementos por parte del FBI, archivamos ese expediente.

¿Se puede obtener este expediente?
Sí se puede, se puede pedir a la Unidad Anticorrupción.

¿Maneja usted el número del expediente de…?
… No, eso lo maneja Andrés Amaya (fiscal anticorrupción).

¿Sabe en qué fecha se abrió este expediente?
No, no sé.

Si en esa conversación se habla de dinero y que él (Tórrez) tiene algún tipo de injerencia a nivel de Fiscalía, de magistrados, de jueces y de abogados, y estamos hablando de un alto nivel, ¿por qué no se investiga a Adolfo Tórrez, si es él quien participa en esta conversación?
Mire, sí se investigó y se le tomó declaración, pero en su carácter de testigo. Y él, con sus abogados, dio las explicaciones acerca de que esto era un apoyo de carácter profesional. Ahí en ningún lado se da a entender o se habla de tráfico de influencias, o de corrupción ni mucho menos. La investigación sí se hizo. Pero si usted lee y analiza a profundidad, no hay elementos que determinen un ilícito por parte de   Tórrez. Ahora, hay otro elemento anterior y es importante que el pueblo salvadoreño lo sepa: no es la única llamada que Silva hace a personas de carácter político en El Salvador. La estrategia de la defensa de Silva en los Estados Unidos es hacer este tipo de llamadas comprometedoras a varias personas de carácter político para que sirvieran de argumento en la tesis del asilo político. Lamentablemente en el caso de   Tórrez, este decide seguirle la corriente y es ocupada esa cinta por la defensa en el tema del asilo político que están gestionando.

¿Con quiénes más habló Silva?
No, sólo son conjeturas. Pero sí sabemos que era una estrategia de la defensa, y eso lo sabemos, que se contactara a varias personas con el afán de comprometerlas políticamente para que esto sirviera de argumento en el fundamento del asilo político. En este caso, Tórrez le siguió la corriente y esto pues ha sido fundamento para decir que el partido… que un partido de oposición al partido de Silva lo había perseguido.

¿Cuándo se le entregó esta grabación y cuándo inició las investigaciones?
Yo lo recibí el 27 de marzo (de 2008) y días después ordené la apertura del expediente.

Una vez conoció la existencia de esta llamada y el contenido de la misma, ¿cuál es la lectura que hace como fiscal?
La lectura que se nos da es que el FBI por gestión, por colaboración, nos entrega extraoficialmente una cinta. La cinta per se no tiene ningún valor probatorio por varias razones. En primer lugar porque está originada en otra jurisdicción, no se sabe si esta fue hecha realmente por Silva aunque sí se tiene la seguridad de que cayó en el teléfono de Tórrez. Y, en tercer lugar, recuerde que las llamadas telefónicas en El Salvador no hacen fe. Por eso se nos entrega de manera extraoficial sin seguir los canales oficiales de entrega. Si nosotros hubiéramos encontrado elementos que vincularan o que fueran constitutivos de delito posteriormente al expediente que habíamos abierto, hubiéramos tenido que decir al FBI o a la embajada: “Mire, por favor, dígales que lo certifiquen”. Y tramitar lo que se llama una asistencia judicial internacional. Ese hubiera sido el proceso. Y luego, determinar la originalidad de la cinta. Pero eso fue lo que pasó, fue una cinta entregada extraoficialmente.

Si no se encuentra ilícitos y sólo “le siguió la corriente”, como Tórrez lo manifiesta, ¿por qué se menciona una cantidad que pareciera haber sido estipulada previamente? Silva le dice “de cuánto hablábamos” y Tórrez “medio millón”. ¿Eso no es…?
… Eso no es un elemento porque se pudo haber estado… y eso es lo que consta en el expediente, pidiendo nombres de firmas de abogados; de ingenieros, que fueran a verificar las obras que él sí había hecho y que auditaran. Era, según consta en el expediente, toda la información que profesionalmente iba a servir para que Silva lograra salir vivo de este caso. Vivo, judicialmente hablando.

Cuando él menciona personas importantes, de cargos importantes que le van a ayudar y que para eso ya está ese dinero…
Eso no me queda claro en qué parte lo dice. Yo sólo me acuerdo que lo que dice, que habla de fundamentos de derecho. Un caso de fundamentos de derecho. Repito: esto es lo que está en el expediente y ustedes lo van a poder ver. Si ahora surgen otros elementos en los que Tórrez realmente está hablando de corrupción o de tráfico de influencias, es obviamente que diríamos de reabrir el caso. Pero en ese momento no encontramos mayores elementos, y máxime que el FBI ya no nos aportó mayores elementos, sino que, simplemente, era una estrategia de la defensa de comprometer a una persona, de vida política, en su estrategia de asilo político.

Y con esta publicación, que ha levantado escándalo, ¿no se podría considerar suficiente como para abrir un caso?
Es que no están dando elementos nuevos. Simplemente están trayendo, en este momento estratégico que nosotros lo vemos como un ataque de Silva, por todo lo que se le ha atacado a los Perrones… eh, no hay elementos nuevos, simplemente se está haciendo una transcripción de lo que ocurrió en el pasado. Les estoy explicando que sí hubo una investigación, pero que no se contaba (con) los elementos para incriminar por negociaciones ilícitas a Tórrez, sino que era una estrategia de la defensa. Eso es lo que estoy tratando de comunicarles.

¿No cree usted que es bastante comprometedor el hecho de que Tórrez mencione que tiene influencias con fiscales, jueces, magistrados, como para…?
… La palabra “influencia” creo que no la ocupa.

No, pero sí dice que tiene influencia a ese nivel.
Tampoco ocupa ese… es decir, él dice que, a nivel de fiscales, no es el problema, que este es un caso… y recordemos que esto ya estaba judicializado. Él ya había estado… ya había una orden de captura para él, desde el año anterior.

El 24 de julio de 2008, Leo Navarrete…
… El 22…

… le envía un fax a Jim McCarthy, que es el fiscal de ICE contra Silva Pereira. En él dice que usted le dijo que no había expedientes ni investigaciones abiertos. Pero usted está diciendo, ahorita, que “de inmediato” mandó abrir una investigación.
Hay dos tipos de investigaciones: la investigación que se hace ya en un proceso penal, en un proceso judicial, y la investigación sobre averiguar que se hace a nivel interno. Yo cuando… bueno, eso no lo digo yo, eso lo dice Navarrete. Yo le expliqué a Navarrete que habíamos abierto un expediente sobre averiguar, el expediente indiciario. Pero le dije que no le podía asegurar que iba a haber una investigación de carácter judicial o penal. Eso es lo que él aclara.

En la grabación, Silva pregunta: “¿Cuánto le van a dar a los fiscales?”, “no, a los fiscales no es ahí el problema”, le responde Tórrez. Después, él le dice que este dinero servirá para tocar otras puertas: jueces y magistrados. ¿No es un indicio de un delito?
Por eso mismo nosotros abrimos el expediente y se llamó, y se llamó, y vino con sus abogados. Y ahí ustedes van a poder ver las declaraciones. Lo que les quiero decir es que después que se nos entrega la cinta y se abre el expediente, acordamos con Navarrete que si él tenía más información sobre la veracidad de la cinta, sobre otras comunicaciones como las que hemos sospechado u otros elementos, él me los iba a compartir. Igualmente, le ofrecí toda la colaboración y compartir toda la información que nosotros tuviéramos. Y transcurrió más de un año y eso no se dio, por lo tanto cerramos el expediente.

Todavía no entiendo por qué dice que no hay indicios suficientes en el contenido del audio, si se habla de unas negociaciones en las que…
… Negociación, ¿por qué?

Él habla de negociar. Él se baja de 500 mil a 300 mil dólares, él le responde “sí, sirve para negociar. A parte de…”
… Negociaciones ilícitas nosotros no encontramos. Porque cualquier conversación con una firma de abogados, con una firma de ingenieros, puede haber un monto y todos son absolutamente negociables. Y yo creería que, en un caso como el de él, unos montos como los que ahí hablan no estarían muy disparados.

Usted presume que se trata de la contratación de un bufete, no de la compra de voluntades.
Nosotros no llegamos a determinar que pudiera haber compra de voluntades, y menos en las instancias… ahora, ahí tiene un elemento bien importante. Nada de esa conversación ha cambiado el curso ni de las investigaciones, ni del estatus del juicio, ni nada. Días después de esa conversación, Tórrez me notifica de eso. Si hubiera habido un interés de alguna negociación ilícita, creo que él se lo hubiera guardado. Y, como le digo, creo que esta es una estrategia de parte de la defensa para comprometer a personalidades políticas de El Salvador, porque sí tenemos conocimiento, repito “no oficial”, de que hubo más llamadas similares a esa.

¿No es indicio suficiente la oferta que le hace Adolfo Tórrez?
No, porque se nos explicó que eso era eminentemente profesional. Eso es lo que consta en el expediente.

¿Por qué se archiva el caso?
Porque no se encuentran elementos de posibles ilícitos cometidos en El Salvador por parte de Tórrez y porque transcurridos más de seis meses sin que el FBI nos hubiera dado mayores elementos sobre el origen de esta cinta o sobre otros elementos que pudieran complicar… ¿o cómo lo dijera?… asegurar la participación de Tórrez en ilícitos, esto se archivó.

¿Qué parámetros tomó la Unidad Anticorrupción para hacer esta valoración de que no existían suficientes elementos, si para el FBI existían los suficientes indicios de un ilícito penal?
Para el FBI puede haber existido allá en Estados Unidos, pero aquí ellos no pueden opinar que había ilícitos. Ahora, ¿cuáles son los parámetros? Eso lo pueden hablar con el fiscal Amaya. Ahora, sí les puedo decir que se investigó el ilícito y no encontramos mayores elementos incriminatorios contra Tórrez.

¿Sé investigaron la cuentas bancarias de Tórrez?
No, solo se le tomó la declaración como testigo.

¿En ese expediente consta la entrevista con Tórrez y sus abogados?
Sí, señor, sí. Nada más.

¿Ese es todo el proceso?
Sí.

¿Se hace peritaje a las voces?
No, eso no se puede decir porque eso está en Estados Unidos. Eso era lo que, supuestamente, Estados Unidos nos debió haber dado.

¿La Fiscalía se queda con la versión de Tórrez…?
… Así es, y  por no encontrar elementos suficientes como para judicializar un caso por ilícito penal.

Estoy tratando de entender: ¿La Fiscalía se queda, únicamente, con la versión de Tórrez para determinar que de lo que están hablando allí es pagar abogados y pagar peritos de ingeniería?
Eso, por una parte. Por otro lado, porque transcurrieron más de seis meses sin contar con mayores elementos el caso se cerró. Pero si hay más elementos…

… ¿No buscó legitimar la validez de la grabación?
No, porque estaba en otra jurisdicción. No nos correspondía a nosotros.

¿Por qué las grabaciones en el caso de Reynerio sí…?
Sí, pero eso debió haberse hecho a través de una asistencia judicial y Navarrete sólo me lo entregó materialmente.

¿Cuáles fueron las diligencias que hicieron en el proceso?
No recuerdo. Pero ustedes van a poder ver el proceso.

¿Podríamos hablar inmediatamente después de usted con Andrés Amaya?
Si lo buscan, coordinan con él, perfectamente.

¿Habría posibilidad de que se reabra la investigación después de todo lo que ha salido públicamente que antes sólo conocía la Fiscalía?
Yo creo que esto se podría reabrir porque esto nunca se judicializó. Pero, repito, yo en este momento –y tal como consta en el expediente que ustedes van a poder tener acceso- no se encuentran elementos que vinculen a algún ilícito a Tórrez. Digo, hasta este momento. Y de lo que ha sucedido de la publicación de ayer (miércoles) para acá no encontramos elementos nuevos.

¿Si se da una apertura de la investigación, se podría enjuiciar a Tórrez bajo la figura de soborno o no cabría?
Si tuvieran mayores elementos, sí. Pero si ahorita sólo me están hablando de la misma cinta, ya nosotros encontramos que ahí no hay elementos que incriminen a   Tórrez.

¿Esta información usted se la comunicó a las autoridades del Coena?
¿El fiscal general tiene por qué dar información de esto al Coena? No. Yo abro el expediente sobre el posible ilícito que se pudiera haber estado (cometiendo), pero no tengo por qué informarle a nadie, ni a la Policía. La policía tiene que informarle a la Fiscalía, pero la Fiscalía no a la Policía.

Escuche la conferencia de prensa completa

Lea también:
Fiscal general contradice versión de Adolfo Tórrez
Adolfo Tórrez pidió medio millón a Roberto Silva para liberarlo de cargos en El Salvador
Joseph Sandoval, defensor de Roberto Silva Pereira en Estados Unidos
“Si el fiscal general tiene una copia de esta cinta, ¿por qué nadie ha hecho nada al respecto?”
Adolfo Tórrez, director departamental en San Salvador de Arena
“Lo único que hice fue tratar de conseguirle buenos abogados”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s