EEUU garantiza un “diálogo directo” con América Latina y Caribe

El presidente de EEUU, Barack Obama, habla con los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; El Salvador, Tony Saca; Uruguay, Tabare Vazquez y Ecuador, Rafael Correa, en el segundo día de trabajo de la 5ta Cumbre de las Américas quu se celebra en Trinidad y Tobago.
El presidente de EEUU, Barack Obama, habla con los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; El Salvador, Tony Saca; Uruguay, Tabare Vazquez y Ecuador, Rafael Correa, en el segundo día de trabajo de la 5ta Cumbre de las Américas quu se celebra en Trinidad y Tobago.

AP Photo/Andres Leighton

PUERTO ESPAÑA

El presidente estadounidense, Barack Obama, mostró el sábado a sus pares sudamericanos su deseo de mantener un “diálogo directo” basado en el respeto mutuo y reiteró su disposición a conversar con Cuba, algo recibido muy positivamente por sus homólogos del sur.

En su segundo día en la Quinta Cumbre de las Américas, Obama se reunió con los 12 líderes de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), entre los que se encontraban algunos de sus más duros detractores, como el venezolano Hugo Chávez o el boliviano Evo Morales.

Según todos los asistentes, el clima de este primer encuentro cara a cara fue “excelente”, “positivo” y ‘‘franco”.

“Todos pudimos hablar y él nos respondió uno a uno. Abrió la posibilidad de un contacto más directo con los países de América del Sur, algo que antes no ocurría”, explicó el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez.

Chávez, quien hace algunas semanas llamó a Obama “pobre ignorante”, le regaló incluso un ejemplar del libro “Las venas abiertas de América Latina”, del uruguayo Eduardo Galeano, dedicado personalmente: “Para Obama con afecto”.

“Me ha dado mucho gusto saludar al presidente de Estados Unidos: ‘I want to be your friend’. Venezuela quiere ser amigo de Estados Unidos”, reiteró Chávez, un día después de que la imagen de su apretón de manos con Obama diera la vuelta al mundo.

La cordialidad entre los dos presidentes sorprendió a los más optimistas. El mandatario venezolano aseguró haber ‘‘comenzado con buen pie” y pidió “el verdadero inicio de una nueva historia” entre los dos países.

El primer paso podría ser el nombramiento de un nuevo embajador venezolano en Washington, puesto vacante desde septiembre, una cuestión que fue discutida en Puerto España con la jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton.

“Es bueno que Estados Unidos aprenda a oír. El espíritu de esta cumbre es que nadie venga a imponer nada a nadie. Que nadie pretenda que seamos patio trasero ni colonia de nadie”, subrayó Chávez.

Este ambiente cordial que reinó en las primeras reuniones de la Quinta Cumbre de las Américas abre la posibilidad de que el veto que algunos países latinoamericanos prometieron expresar a la declaración final el domingo finalmente desaparezca.

Sin embargo, el borrador del texto se sigue discutiendo entre bastidores y países como Venezuela o Bolivia insisten en no firmarlo. Si hubiera un grupo de países que se niega a suscribir la declaración, una situación inédita en la historia de estas cumbres, ésta podría firmarse sin consenso o no firmarse, lo cual enturbiaría el balance de esta cita continental.

“El documento es ‘light’, podríamos decir. Lo más productivo de esta cumbre es el diálogo franco entre los mandatarios”, subrayó el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

La cuestión del embargo a Cuba, que no está presente en la declaración final, es el principal tema que bloquea el documento final.

“Obama tiene la obligación de reparar un daño político y económico a Cuba”, insistió este sábado el mandatario boliviano, Evo Morales.

Sin embargo, desde su llegada a Trinidad, Obama dio signos de apertura y aseguró que su gobierno está listo para un ‘‘nuevo comienzo” con Cuba y para entablar un diálogo amplio con sus dirigentes, después de 47 años de incomunicación.

Este sábado, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, aseguró que la pelota estaba en el campo cubano.

“Siempre lo estuvo. Seguiremos evaluando y observando qué pasa, estamos ansiosos de ver lo que el gobierno cubano tiene voluntad de hacer”, dijo.

El presidente cubano, Raúl Castro, también había mostrado su disposición para conversar con Obama con una agenda abierta y amplia.

En la reunión con Obama, los dirigentes de Unasur pidieron a Estados Unidos cambios concretos con respecto a la isla, ‘‘el embargo más grande de la humanidad”, según Correa.

Obama reiteró su oferta de la víspera y tomó nota de los planteamientos de sus pares latinoamericanos.

“Hay un proceso en marcha, yo no voy a hablar por Cuba. Pero todos aquí somos amigos de Cuba y aspiramos a que Estados Unidos lo sea también”, aseguró Chávez.

En tono de broma, el mandatario venezolano sugirió que la sexta cumbre de las Américas se celebre en La Habana, lo cual provocó las risas y aplausos de sus homólogos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s