El Sin Vergüenza 10: Saca no comparte la actuación del ex fiscal general

En contraste con lo actuado por Félix Safie, el presidente de la República aseguró este lunes que la conversación telefónica entre el ex dirigente arenero y el diputado prófugo sí ameritaba una “investigación a profundidad”.

Rodrigo Baires Quezada
cartas@elfaro.net
Publicada el 20 de abril de 2009 – El Faro

Enviar Imprimir

El presidente Antonio Saca hizo una crítica velada a la actuación del ex fiscal general de de la República, Félix Garrid Safie, en el caso de la conversación telefónica entre Adolfo Tórrez y Roberto Silva Pereira, en la que el primero pide al diputado suplente del PCN que le pague medio millón de dólares a cambio de liberarlo de los cargos penales que enfrenta en El Salvador.

Saca aseguró que la grabación de esa llamada ocurrida en marzo de 2008 habla por sí misma, mientras que Safie, quien buscaba la reelección en el cargo y este domingo tuvo su último día de mandato, se dio por satisfecho con escuchar la grabación, entrevistar a Tórrez y a partir de las declaraciones de este decidir que no había razones para indagar más.

Tórrez se desempeñó hasta el miércoles anterior como director del partido Arena en el departamento de San Salvador, mientras que Silva está detenido en Florence, Arizona, donde se le tramita un juicio por asilo político. En 2007, Silva se había esfumado cuando fue acusado de soborno y lavado de dinero. Con los meses, fue encontrado y aprehendido en Estados Unidos, acusado de inmigración indocumentada.

Según Safie, esa llamada en la que Tórrez le explicaba a Silva cómo pensaba mover sus contactos para lograr que el prófugo quedara sin cargos y su esposa pudiera salir de prisión, lo que mostraba era una conversación en la que Silva evidenciaba su intento de montar su argumento de que es un perseguido político en El Salvador. No mostraba la posibilidad de que Tórrez tuviera actividades ilícitas. El presidente, sin embargo, mostró su desacuerdo con esa visión: “Respeto la opinión del fiscal pero creo que la grabación habla por sí sola”, dijo Saca.

El Faro publicó la semana pasada un reportaje sobre cómo la defensa de Roberto Silva Pereira en Estados Unidos acreditó la conversación con Tórrez como prueba en el juicio por asilo político en ese país. En esa llamada telefónica, grabada el 20 de marzo de 2008, el ex director departamental de Arena aseguró que se podía recurrir a “abogadones” y se podían tocar palancas como jueces o algún magistrado en el esfuerzo por ayudar a Silva a librarse de las acusaciones contra él y su esposa, que ya fue condenada. Cuando Silva le preguntaba qué pasaría con la Fiscalía, Tórrez le precisó que eso no le preocupaba, dando a entender que ese no sería un obstáculo para limpiarle su expediente.

El jueves pasado, el todavía fiscal general Safie dijo que, sin detallar fechas ni brindar públicamente un informe, se abrió un proceso sobre averiguar de la llamada entre Silva Pereira y Tórrez “inmediatamente” después de que el 2 de abril de 2008 el agregado legal del FBI en El Salvador le brindara una copia de la grabación. Según Safie, la investigación de carácter interno determinó que el ex director departamental en San Salvador de Arena no había incurrido en ningún ilícito y, ante la falta de nuevas pruebas brindadas por el FBI, cerró el expediente seis meses después.

En esa conferencia de prensa, los periodistas le pidieron a Safie que dijera cuándo abrió el expediente, el número del expediente y que lo mostrara, y el fiscal no pudo solventar ninguna de las solicitudes. Prometió dar una copia del expediente por la tarde, ese día, y hasta la fecha no lo ha proporcionado.

Este lunes, el presidente criticó las conclusiones a las que llegó la investigación ordenada por Safie. Para el presidente de la República, el hecho de que un funcionario de su partido mantuviera una conversación con un prófugo de la justicia, incluso señalado en la muerte de tres diputados areneros del Parlacen en Guatemala, en febrero de 2007, es “un hecho grave” y el cual “debe ser investigado a profundidad”.

Según Safie, la investigación realizada por la Unidad Anticorrupción giró alrededor de la declaración en carácter de testigo de Tórrez quien, acompañado por sus abogados, aseguró que los montos de los que se hablaba en la conversación eran lo que costaría a Silva Pereira el apoyo de defensores y peritos de ingeniería. La palabra del ex director departamental fue suficiente para desestimar cualquier investigación contra él mismo.

Saca aseguró que la dirigencia de su partido, el Coena y la Comisión Política, ya había tomada una decisión en concordancia con la gravedad del asunto al remover a Tórrez de su cargo y, en segundo lugar, iniciar el proceso de expulsión de Arena. “Nosotros no vamos a permitir la existencia de personas que utilicen el partido para hacer este tipo de acciones que rayan o que son ilícitas… Creo que Arena ha hecho lo que le corresponde en este momento”, dijo.

El gobernante pasó el caso a manos del fiscal adjunto Ástor Escalante, quien asumió este lunes la dirección temporal de la Fiscalía. “Este es un tema que corresponde al fiscal general de la república… Él (Escalante) tendrá que decidir si le da continuidad a esta investigación”, sostuvo.

El domingo pasado, en declaraciones a La Prensa Gráfica, Escalante aseguró que “por ahora no tengo los pormenores del caso, pero cuando lo conozca actuaremos con base en las leyes y la Constitución”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s