ARENA: Calderón Sol vs Tony Saca por el poder (I)

* ARENA está dividida entre el grupo de Calderón Sol y el de Tony Saca
* Alfredo Cristiani ha llegado para unificar al partido
* Calderón Sol habría vetado a Alberto Romero como jefe de bancada legislativa
* Saca tuvo que cederle el paso a Cristiani enla presidencia del Coena para impedir que el puesto lo tomara Calderón Sol
https://i0.wp.com/www.lapagina.com.sv/userfiles/May_2009/MTPA_calderonsol.jpg

ARENA está dividida. Dos grupos fuertes se disputan el poder para conducir el partido después de la derrota electoral que le concedió la presidencia al FMLN.

Un grupo está liderado por Armando Calderón Sol y el otro por Antonio Saca. Y ambos tienen apoyos fuertes.

Así que la elección de Alfredo Cristiani como el nuevo presidente de ARENA no es más que una especie de leve tregua entre ambas facciones. Una decisión que tomó por sorpresa a muchos este 1 de mayo pero que se había decidido alrededor de tres días antes.

Y si el grupo del actual mandatario saliente aceptó a regañadientes que Cristiani asumiera ese cargo, fue solo para que no quedara Armando Calderón Sol al frente de la ahora segunda fuerza política salvadoreña, según confirma una fuente arenera del grupo de Saca.

La derrota electoral en las presidenciales fue el detonante de un pleito que ya venía cobrando fuerza en ARENA. Una pugna que comenzó con el nombramiento de Rodrigo Ávila como candidato a la presidencia del país. Ávila fue impuesto por Antonio Saca, han dicho varias fuentes internas del partido.

Esa imposición soltó los resortes de los grupos tradicionales del poder arenero, representados en buena parte por Calderón Sol y que eran los mismos que habían otorgado la vara imperial a Saca debido a sus números en las encuestas en 2003.

Pero con la derrota el asunto cambió. Saca ya no era visto como el “turbo” que renovó a ARENA tras 15 años en el Ejecutivo, ni como el que regresó a números favorables la fracción legislativa. No. Saca era ahora el perdedor. Y los grupos de poder estababan en toda la disposición de cobrarle las facturas.

Sin embargo,  Saca y los suyos tampoco iban a permitir el escarnio.

En esos tejes y  manejes han pasado las últimas semanas. Los cambios actuales que se han dado y los que vendrán en las siguientes semanas son solo la punta del iceberg.

Las disputas han trascendido hasta el plano legislativo, por ejemplo. En menos de una semana, la entrante fracción tricolor ha tenido dos jefes: Alberto Romero, un diputado con escaso perfil previo, y ahora Mario Marroquín.

A Alberto Romero lo habrían puesto sin el aval del Calderón Sol, según dijo a La Página un miembro del grupo de Saca.

Esta decisión hizo que el ex presidente montara en cólera, de acuerdo a la fuente. “El doctor Calderón Sol incluso llegó a denigrar al diputado Romero con palabras soeces; dijo que era ‘gordo y negro'”, dice un ex dirigente del partido al que también se le asocia con la facción de Saca.

Otro ejemplo del pleito entre los dos grupos fue el nombramiento del Fiscal General Adjunto, Ástor Escalante, que contaba con la venia del presidente Saca pero que no tenía el beneplácito de “los calderones”.

“Incluso, de Ástor, Calderón Sol se ha referido a él como ‘un enano despersonalizado'”, comenta la fuente interna, que pide anonimato para no abrir más las heridas.

Las alianzas

Hasta ahora, el pulso lo podría estar ganando el grupo de Calderón Sol, porque por lo menos ha bloqueado los nombramientos de la facción de Saca y ha sacado a la gente de su rival de la dirigencia, como el caso de Rodrigo Ávila, quien renunció a la presidencia partidaria. Sin embargo, no todo está dicho, y tampoco es que “los calderones” tengan demasiado poder en ARENA.

Un personaje callado ha inclinado la balanza: el ex presidente Francisco Flores.

Desde que salió de la política, de la cual había prometido mantenerse alejado, Francisco Flores había estado ausente hasta que se acercaron las presidenciales y, posiblemente, su agudo olfato político había percibido ya la inminente derrota en las urnas.

Desde hace algunos meses, “Paco Flores” y algunos allegados habían rondado el partido. Y cuando sucedió el desparpajo tras el triunfo del FMLN, Flores se metió de lleno en la conducción partidaria: se reactivó la comisión política y él, junto con Cristiani y Calderón Sol, salieron a recorrer el país para escuchar a las bases.

A esa gira no fue ni Antonio Saca ni Rodrigo Ávila. La excusa perfecta de tal ausencia: no interferir en la catarsis de la gente.

Sin embargo, cuando el actual Coena depositó el poder en la Comisión Política tanto para negociar las cosas fuertes de la Asamblea Legislativa como para escoger a la nueva dirigencia, tanto Saca como Ávila se metieron a participar. No iban a regalar su poder. “Juez y parte”, dijeron los críticos.

La intención de los ex presidentes es, dicen algunos areneros, sacar del poder a Saca y a sus seguidores. Y en esta disputa es que Flores y Calderón Sol han unido esfuerzos. En medio de ellos, tampoco feliz con Saca, estaría la figura del ex presidente Cristiani, quien sigue siendo visto con buenos ojos por las bases partidarias.

A ellos se han unido también personajes de la talla de Mario Acosta Oertel y algunos fundadores. Pareciera que el título de la telenovela es “Todos contra Saca”.

Por eso es que este 1 de mayo, mientras Cristiani anunciaba que asumía las rienda partidarias, Acosta Oertel y Ricardo “el gringo” Valdivieso (la cara de los fundadores) estaban presentes. “A mí me llamaron hoy temprano, yo iba para la finca”, dijo Acosta Oertel.

No obstante, Saca no se ha quedado solo. Tiene apoyo entre los diputados y en los mandos medios del partido, que fueron puestos en esos niveles de poder por el grupo de Casa Presidencial. Aunque, estos últimos podrían tener los días contados si Cristiani decide hacer “una limpia” total.

Sigue el pleito

Saca, de acuerdo con dos fuentes internas de ARENA, estaría muy disgustado con el hecho que sea Cristiani el que asuma la presidencia arenera.

“Pero se tuvo que aceptar… por que era él… si no, Calderón Sol ya estaba listo para ponerse”, comentó a La Página otra fuente muy cercana al Coena.

El pleito entre Calderón Sol y Tony Saca no ha concluido. Y ahora está por verse el apoyo que los empresarios le otorgan a una o a otra facción.

“Estoy asqueado con todo lo que está haciendo Armando Calderón Sol. Me parece muy triste decirlo, pero estamos asistiendo al funeral de ARENA”, resume un arenero de viejo cuño que conoce de estas diputas internas.

Una de las opciones que se barajan en el partido es que un grupo de areneros no muy “coloreados” comience a formar un nuevo partido, que sea la novedad para las elecciones de alcaldes y diputados de 2012. Este grupo podría contar con el apoyo de varios empresarios cercanos al presidente Saca.

Aunque, las cosas también podrían cambiar si las bases areneras dictan algo nuevo en la asamblea general de septiembre de 2009. Porque la asamblea extraordinaria pactada para julio próximo sería solo de trámite, para aprobar a Cristiani en el puesto mayor del Coena y al grupo que él lleve.

Al final de cuentas, Cristiani ha llegado para apagar los fuegos, y para unificar el partido. “Creo que eso es el verdadero motivo de su nombramiento”, dijo a El Diario de Hoy el ex presidente Francisco Flores en una entrevista publicada por ese matutino. ¿Podrá hacerlo? ¿Se cerrarán las heridas? ARENA está al borde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s