Funes anuncia combate a criminalidad

SAN SALVADOR (AFP)

mejorar las condiciones generales de los policías.

El gobernante advirtió además que los agentes que “envilecen el uniforme” en su alianza con el crimen organizado no tendrán lugar en la “gran familia policial” y serán removidos y enviados a los tribunales para que respondan por sus actos.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, anunció un plan de seguridad destinado al combate del crimen organizado y de la violencia en general, que deja un promedio diario de doce homicidios.

Tras reconocer que la seguridad “es una de nuestras prioridades”, Funes hizo público el despliegue de 1.300 nuevos agentes de Policía que reforzarán las tareas en los 25 municipios que registran “mayor incidencia de la violencia”.

Para reducir la delincuencia, también se crearán los llamados “Grupos Conjuntos”, con agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Ejército con el fin de mantener una presencia “disuasiva” en áreas rurales.

Además se crearán mesas de trabajo con diferentes sectores de la sociedad para determinar los pasos a seguir en temas de combate de la delincuencia y asuntos penales, dijo el mandatario izquierdista.

Funes, quien asumió el poder el 1 de junio poniendo fin a 20 años de gobiernos de derecha, anunció su plan de seguridad durante un acto en que tomaron posesión los nuevos jefes de la PNC.

“Sabemos que la seguridad es, precisamente, una de las mayores demandas de nuestro pueblo. Y es así porque la inseguridad es uno de los mayores flagelos que heredamos y que padecen cotidianamente las familias salvadoreñas”, enfatizó.

La ola de violencia que vive el país deja a diario un promedio de 12 homicidios, centenares de asaltos a mano armada y decenas de extorsiones que realizan principalmente miembros de pandillas.

“Los índices de violencia, de crímenes, de delitos de todo tipo nos están revelando que vivimos una profunda crisis de valores. Un país donde se registran más de 12 asesinatos diarios debe emprender sin dilaciones su reconstrucción ética”, señaló Funes.

Para reconfortar a los agentes de la PNC que denunciaron el atraso de bonificaciones, Funes adelantó que de inmediato se pagarán y anunció además un desembolso de 11,5 millones de dólares para mejorar las condiciones de los policías.

El gobernante advirtió además que los agentes que “envilecen el uniforme” en su alianza con el crimen organizado no tendrán lugar en la “gran familia policial” y serán removidos y enviados a los tribunales para que respondan por sus actos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s