The Washington Post califica de “insensata” la intervención militar hondureña

Fuerzas policiales, con el apoyo de gases lacrimógenos, vehículos blindados y dos helicópteros, desalojan hoy, 29 de junio de 2009, a varios piquetes de simpatizantes del depuesto presidente Manuel Zelaya que interrumpían el acceso a la Casa presidencial en Tegucigalpa (Honduras), y han detenido a un número indeterminado de personas que organizaciones sociales cifran en alrededor de una treintena. EFE/Roberto Escobar

La “insensata intervención militar” en la crisis política de Honduras ofrece la oportunidad para que el gobierno del presidente de EEUU, Barack Obama, encare “la amenaza más grave para la democracia” en América Latina, afirma hoy un editorial del diario The Washington Post.

 “El arresto y deportación (sic) del presidente hondureño Manuel Zelaya por parte de los militares son errores y deben corregirse”, añade el editorial, al considerar que “probablemente sean corregidos: encarados a la condena unificada de los gobiernos de las Américas y bajo fuerte presión de Estados Unidos, los políticos y generales que depusieron a Zelaya tal vez no duren mucho”.

 El periódico recuerda que Honduras depende de la ayuda de EEUU, del comercio con este país y de las remesas de los emigrantes hondureños en Estados Unidos.

 “Si la meta era, como proclamaron, la defensa de la democracia, tendrán más oportunidades de alcanzarla si permiten que retorne el presidente y reasuma, al menos por un tiempo, su cargo”, afirma el diario al referirse a los políticos y militares que llevaron a cabo la destitución de Zelaya.

 El periódico considera también que “el Gobierno de Obama no debería limitarse a pedir que se de marcha atrás a la insensata intervención militar”.

 “La crisis en Honduras ofrece una oportunidad para encarar la amenaza más grave y sustancial para la democracia en la región, una amenaza representada, en parte, por el mismo Zelaya”, continuó el editorial.

 “Aunque pueda parecer similar, éste no fue un golpe al estilo latinoamericano de los años 1960 en el cual los militares autoritarios derrocaron a los demócratas populares”, afirma el diario al señalar que “hasta el domingo era Zelaya quien intentaba socavar las instituciones democráticas”.

 “Elegido en 2005 con una plataforma de centro derecha el presidente hondureño había caído últimamente bajo el hechizo del presidente venezolano, Hugo Chávez”, continúa el editorial.

 Añade que “en un intento por seguir el ejemplo de Chávez, (Zelaya) intentó convocar una asamblea para modificar la Constitución y eliminar los límites de mandato que le hubiesen forzado a dejar el cargo” cuando concluya su mandato y sin poder presentarse a una reelección.

 Recuerda que el Congreso de Honduras se opuso al intento de plebiscito y el Tribunal Supremo de Justicia de Honduras lo calificó como inconstitucional, pero “Zelaya persistió y trató de organizar una consulta extraoficial”.

 El periódico considera que el Gobierno de Estados Unidos “no debería limitarse a procurar que Zelaya retorne a su cargo”.

 “También debería hablar con más claridad sobre los abusos que llevaron a su destitución, abusos que ocurren en otros países latinoamericanos como Nicaragua, y los individuos que fomentan los ataques a la democracia, como Chávez”, señala The Washington Post.

Anuncios

Un comentario en “The Washington Post califica de “insensata” la intervención militar hondureña

  1. ASÍ SERÁ LA TRAMPA ELECTORAL DE CHÁVEZ, que a Zelaya, que prácticamente nadie lo quiere en Honduras, ni siquiera su propio partido, solo y muy pocos ingenuos y tarifados; y Chávez con su material electoral lo iba aponer a ganar. Las autoridades de Honduras deberían estudiar cuidadosamente ese material electoral enviado por Chávez y contenido en los aviones venezolanos. Para desentrañar de una vez la cómplice, mediática, y falsa democracia de Venezuela, EEUU, la OEA y ONU y muchos otros; presidentes de derecha e izquierda, títeres y sumisos, solo a los intereses de las corporaciones mundiales y a la instauración del caos en sus propios países, en nombre de un supuesto nacionalismo. Conspiración confesada por el presidente Kennedy, días antes de que el chofer de su limosina o la propia CIA lo ajusticiara por declarar que iba a develar este complot al mundo; confabulación que tiene como propósito destruir todos los aparatos productivos nacionales para que a través de una ruina total “las benévolas” corporaciones “ayuden” a toda la América apropiándose de todo bien y den paso al mercado monopolista o nuevo orden mundial en América. ARRIBA HONDURAS!!!!! Y que se nombre el 28 de junio: DÍA MUNDIAL DE LA CONSTITUCIÓN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s