Gobierno de Honduras mantiene férreo control sobre la prensa

SEGUIDORES DEL depuesto presidente Manuel Zelaya se manifestaban el miércoles en las calles de  Tegucigalpa. El gobierno mantiene bajo control a la prensa en el país.

Al cierre de uno de los noticieros de televisión de esta semana, la presentadora Indira Raudales, del Canal 21, dijo: “¡Tenemos derecho a la información! ¡Esto no puede estar pasando en el siglo 21!”

Si Raudales dio más detalles, los televidentes no pudieron escucharlos: la imagen desapareció de la pantalla.

Su defensa a la liberta de prensa ocurre en momentos que el nuevo gobierno hondureño mantiene cerrados varios medios de prensa, ha arrestado a periodistas extranjeros y ha interrumpido periódicamente la señal de CNN en Español.

Varios reporteros de The Associated Press fueron sacados en vehículos militares y la red noticiosa venezolana Telesur –así como cualquier otra estación que apoyara al derrocado presidente Manuel Zelaya– siguen fuera del aire.

Las estaciones que se mantienen en el aire sólo emiten noticias favorables al nuevo gobierno. Varios periódicos locales no han publicado información alguna sobre el apoyo internacional a Zelaya en los países vecinos.

“Ellos militarizaron el Canal 36, que es de mi propiedad”, dijo Esdras López, director del programa Así se Informa. “Trajeron 22 hombres armados, tomaron el canal y dijeron que nadie podía salir ni entrar.

“¡Yo soy el dueño de este edificio!”, dijo López.

La censura a los medios de prensa comenzó el domingo antes del amanecer. Los medios hondureños quedaron fuera del aire mientras Zelaya era expulsado del país en avión.

Cuando el nuevo gobierno presidido por el presidente del Congreso, Roberto Micheletti, se instaló pocas horas más tarde, sólo permitió la operación de estaciones de radio y televisión leales al gobierno.

Citando a un diario, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reportó que partidarios de Zelaya en Tegucigalpa y San Pedro Sula atacaron a periodistas y fotógrafos y destruyeron quioscos de periódicos. El grupo de defensa de la prensa reportó también que soldados irrumpieron en una estación de televisión y en la redacción de periódicos, donde ordenaron detener las operaciones.

“Estamos profundamente preocupados por informes de que varios presentadores han sido sacados del aire”, dijo el coordinador principal de programas para las Américas del Comité para la Protección de Periodistas, Carlos Lauría. “Exhortamos a los que están en el poder a que permitan la reanudación de todas las transmisiones y garanticen que todos los periodistas puedan trabajar con libertad y seguridad en este momento crítico para Honduras”.

López dijo que su estación había sido blanco de la censura debido a su anterior cobertura crítica de Micheletti y del general Romeo Vásquez, jefe de las fuerzas armadas.

“Hay periodistas a los que Zelaya pagó para que me insulten mañana, tarde y noche”, dijo Ramón Custodio López, comisionado de Derechos Humanos Nacionales. “No hay censura alguna en Honduras. Hemos pedido simplemente a los medios de prensa que no alimenten el conflicto. Los medios de prensa que han sido cerrados son los que están alimentando el odio”.

Custodio, defensor gubernamental del pueblo, dijo que no ha recibido queja alguna por parte de la prensa.

“Si recibo una queja, la investigo”, dijo.

Si los medios de prensa ignoran ciertas noticias, afirmó Custodio, es porque tienen el derecho a publicar sólo la información que les interesa.

“¿Adónde se supone que acuda uno si el comisionado de Derechos Humanos del gobierno está justificando este golpe?”, dijo Andrés Molina, corresponsal de Telesur, que está fuera del aire. ‘‘Los militares sacaron de las calles a los reporteros y los tuvieron detenidos por dos horas. Luego dijeron que habían cometido un error. ¿Cómo puede ser un error si estas personas andan por ahí con cámaras, micrófonos y credenciales de prensa?”

Molina enfatizó en que se critica a menudo a Telesur por ser una “estación de izquierdistas desde Caracas”, pero “¿cómo se explica que estén sacando del aire también a CNN?”

“Esto no es [un problema de ideología[”, dijo. “Esto es abuso”.

El portavoz de Micheletti, René Zepeda, veterano periodista hondureño, dijo a los reporteros que si de él dependiera, todas las estaciones estarían transmitiendo. El Canal 8 del gobierno de Zelaya, afirmó, regresaría después de consultas con abogados.

Trenton Daniel, redactor de The Miami Herald, contribuyó a este reportaje.

Anuncios

Un comentario en “Gobierno de Honduras mantiene férreo control sobre la prensa

  1. Si se tiene total control de las emisoras a favor de zelaya, estan militarizadas y no hay adonde acudir porque todas las autoridades estan confabuladas incluso el jefe de derechos humanos imaginense , nos han quitado muchas garantias constitucionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s