Presidente Funes: me parece una mala actitud del padre Confesor

El presidente Mauricio Funes dijo este miércoles en Chalatenango, que por razones jurídicas y por necesidades de energía para el país, su gobierno no puede parar el proyecto de construcción de la represa El Chaparral, en la zona norte de San Miguel, pese a los daños que ocasionará en 1 mil 200 manzanas de tierra de pobladores de la región.

19 DE AGOSTO DE 2009 17:42 | por Raúl Méndez

El presidente Mauricio Funes dijo este miércoles que el proyecto de construcción de la represa hidroeléctrica El Chaparral continúa y su gobierno  no lo va a parar, pese a las protestas de habitantes de la zona norte de San Miguel que afirman saldrán afectados porque serían obligados a abandonar las tierras en que han vivido por muchos años.

Funes afirmó que la obra está avanzada en un 8 por ciento, y en términos de desembolsos monetarios se ha invertido un 12 ó 13 por ciento.
“La obra no se puede detener, no solo por razones jurídicas, esto nos implicaría una demanda judicial, que perfectamente la empresa, al sentirse afectada en sus intereses, puede proceder internacionalmente a realizarla, sino que también, porque necesitamos satisfacer la demanda energética proyectada, y por lo tanto, necesitamos esa represa. Necesitamos 60 megavatios que va a generar El Chaparral y no lo vamos a parar”, dijo el mandatario a periodistas que acudieron al acto de puesta en marcha de la construcción de un tramo de la carretera Longitudinal del Norte, en Chalatenango.
Señaló que el proyecto su gobierno no lo va a parar, pese a que advirtió que conocen el impacto que tendrá sobre las comunidades, porque existen comunidades que se verán inundadas con el embalse, y habrán cultivos que se perderán.
“Tenemos que negociar con las comunidades y satisfacerles sus demandas. Si el precio que se les está pagando por la tierra, no es el justo, pues habrá que negociar un nuevo precio. Sino se están dando los apoyos infraestructurales, productivos necesarios para que retomen sus cultivos, habrá que hacerlo. Si además de eso, nos están pidiendo obras de mitigación, que no se están realizando adecuadamente, las vamos a realizar”, añadió el gobernante.
Funes manifestó que ha pedido a la comisión que ha creado para negociar con los habitantes, en donde está el ministro del medio ambiente, que tenga una participación activa, porque él es el que mejor con su equipo técnico, puede evaluar qué obras de mitigación en términos de impacto ambiental, estarían haciendo falta en la zona.
La comisión del gobierno está siendo dirigida por el secretario de Asuntos Estratégicos, Hato Hasbún; y la integran el secretario Técnico, Alex Segovia, el titular de la SIGET, Tomás Campos Villafuerte; el presidente de la CEL, Nicolás Salume; el ministro de Economía, Héctor Dada Hirezi,  y Herman Rosa Chávez, el ministro del Medio Ambiente, para hacer una evaluación del proyecto.
Oposición de  sacerdote
Sin embargo, Antonio Confesor Carballo Hernández, párroco de iglesia San Antonio del Mosco, San Miguel, quien se ha convertido en defensor de las comunidades afectadas, dijo a LA PÁGINA que con la obra saldrían perjudicados habitantes de los municipios de San Antonio del Mosco, Carolina, San Luis de la Reina y Nuevo Edén de San Juan, todos ubicados al norte del departamento de San Miguel.
Señaló que la comisión antes mencionada no ha promovido el diálogo con los habitantes de las comunidades afectadas.
Pero Funes, afirma que ya el secretario de Asuntos Estratégicos, Hato Hasbún, comenzó su visita a los lugares que saldrían afectados. Y añadió que en los próximos días va ir a Carolina, a platicar con representantes de las comunidades de Carolina.
El mandatario afirmó que Hasbún ha estado en constante comunicación con el Padre Confesor, ha estado con el movimiento ambientalista; sin embargo, el párroco lo niega.
Según el párroco, con la implementación de la represa, cerca de 1 mil 200 manzanas serán inundadas.
Si el Padre Confesor ha dicho que sino le cumplimos lo que ellos quieren, entonces van a recurrir a la violencia, me parece una mala actitud
“Si el Padre Confesor ha dicho que sino le cumplimos van a recurrir a la violencia, me parece una mala actitud de él”
Carballo Hernández, afirmó en entrevista para LA PAGINA, que la solución para ellos es que se suspenda la construcción de la represa, porque de lo contrario podría generar un foco de violencia en la zona.
Pero el presidente Funes afirma: “Cuando he dicho en mi discurso que la población tiene derecho a protestar, es que es un derecho que no se lo podemos quitar a nadie. La población, si se siente insatisfecha, tiene derecho a expresar su inconformidad y tiene derecho a pedir participación en las decisiones; que es lo que yo he hecho”.
“Si el Padre Confesor ha dicho que sino le cumplimos lo que ellos quieren, entonces van a recurrir a la violencia, me parece una mala actitud departe de él. Por qué razón, porque como líder que es, y que no pongo en duda su liderazgo, él tiene que conducir sabiamente al pueblo. Y la conducción significa, no sólo ser ciego ante las demandas del pueblo, sino que también ser realista de lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer”, agregó el presidente.
Asimismo, el mandatario dijo que no es que su gobierno quiera afectar a las comunidades o que como presidente se haya olvidado de las enseñanzas de Monseñor Romero.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s