Chantaje: ARENA condiciona votos de créditos a obras municipales

ARENA ha decidido utilizar la llave que tiene en la Asamblea Legislativa con la mayoría calificada para presionar al Ejecutivo. No dará sus votos para nueva deuda si el gobierno no apoya megaproyectos como el metrobús y la construcción de bóvedas en la capital.

ARENA  condiciona votos de créditos a obras municipales - La Prensa Grafica - Noticias de El Salvador

La aritmética legislativa le sabrá a amargo al FMLN en las próximas semanas, ya que ARENA ha comenzado a asumir la misma postura que durante un par de años mostraron los efemelenistas frente a la petición de nuevo endeudamiento: no dar sus votos.

Ayer, el partido ARENA dejó en claro que no piensa dar sus votos a los cerca de $1,500 millones que negocia la administración de Mauricio Funes con varios organismos internacionales, y que servirían para el financiamiento de programas sociales y déficit presupuestarios de aquí hasta 2014, a menos que este gobierno le garantice el desarrollo de megaproyectos municipales y de otras medidas como la entrega en comodato de cines a algunas comunas y estabilidad laboral para trabajadores estatales. Y en esa lista, los megaproyectos de las bóvedas y metrobús, promesas de campaña del alcalde capitalino, Norman Quijano, encabezan la lista de exigencias.

“Sin metrobús y bóvedas no hay votos para créditos”, dijo tajante el diputado arenero y miembro de la comisión de hacienda, Roberto d’Aubuisson. “El gobierno central tiene compromisos y San Salvador también. Tenemos que anteponer los intereses de la ciudadanía que necesita un sistema de transporte masivo y moderno que le permita a El Salvador mejorar la calidad de vida”, justificó el parlamentario, quien rechaza que su postura sea un “chantaje”, al preferir hablar de un “gana y gana”.

En la lista de exigencias, ARENA suma que se apruebe dar en comodato tres cines nacionales a alcaldías areneras.

En la administración de Antonio Saca, el FMLN no dio sus votos para más de $475 millones en créditos y llevó a que el Ejecutivo optara por la creación de fideicomisos y, en ese entonces, el FMLN también pedía a cambio obras, algunas de ellas la construcción de bordas.

“No hemos visto los préstamos en la comisión en protesta por la actitud arbitraria que no abona en las buenas relaciones, ni en el clima favorable para discutir cualquier cosa que venga del Ejecutivo sobre deuda externa”, aseveró D’Aubuisson, al decir que en esos créditos tienen puntos a discutir “antes de emitir nuestros votos”.

En la comisión ya hay una petición para un crédito de $150 millones para la Fuerza Armada, otro para el Proyecto de Desarrollo y Modernización Rural (PRODEMOR) y otro del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

Carrera contra tiempo

Ahora, en el ideario del mandatario Funes, antes de finalizar septiembre, debería enviarse a la Asamblea el primer de sus créditos para que pueda incluirse en el presupuesto del próximo año: $250 millones ofrecidos por el Banco Mundial para cubrir déficit presupuesto y financiar en 2010 parte de los programas anticrisis.

Funes, el pasado 16 de julio, cuando se anunció este crédito, sostenía que ya había antecedentes para prever un “escenario favorable” para la ratificación de ese crédito. En ese entonces también dijo que no veía razón alguna para que ARENA se opusiera. “Especialmente luego del compromiso que en privado me han expresado sus diputados, su jefe de bancada y el presidente del partido, Alfredo Cristiani, no veo por qué no van a dar los votos cuando les demostremos la necesidad de ellos”, afirmó.

Es más, este miércoles, el presidente sostenía que ya había iniciado conversaciones con algunos partidos políticos “para la aprobación de presupuesto, de financiamiento… de nuevos créditos”.

Por su parte, Norma Guevara, diputada del FMLN, reaccionó con calma a la oposición, y también le recordó a ARENA su promesa de ser una oposición constructiva. “Lamentamos y esperamos que reevalúen su conducta, que cumplan con lo que han prometido, de ser oposición constructiva, que dicen estar interesados en la promoción de la productividad del país y que dicen saber que el empleo depende de la inversión”, sostuvo la parlamentaria.

“Invito a los productores de Cuscatlán, Cabañas y San Vicente, que son los posibles beneficiarios del crédito PRODEMOR, a que pidan ese beneficio”, manifestó Guevara, al lamentar quienes serán los afectados no será el Frente “sino los productores donde ARENA tiene dos o tres diputados”, agregó.

Pero este cambio de roles en la Asamblea Legislativa no sorprende a nadie y el resto de partidos reconoce que ahora ARENA está actuando igual al FMLN.

“Hemos dicho que queremos ser una oposición constructiva, pero queremos dejar claro que ante las posiciones que están tomando las instituciones de Estado, analizamos como alternativa no dar los votos”, explicó insiste el subcoordinador de la bancada de ARENA, Mario Marroquín, que sumó a la lista proporcionada por D’Aubuisson la demanda al Ejecutivo por los despidos masivos en el sector gubernamental. “Nosotros estamos decididos a apoyar a los trabajadores; queremos que se detenga esa ola de despidos. Si se entiende como presión, pues bueno, que se detengan”, afirmó.

Hasta junio, según cifras del Banco Central de Reserva (BCR), la deuda pública del país es de $10,343.4 millones, y de esos, el 75% es deuda del gobierno central.

Condiciones

El financiamiento de las obras prometidas por Norman Quijano en su campaña —las bóvedas y el metrobús— son parte de la lista de exigencias que ARENA hace al gobierno de Funes para dar sus votos por créditos internacionales. Los despidos masivos en instituciones públicas, la supuesta politización de programas financiados con fondos de empréstitos y la entrega en comodato de tres cines nacionales a comunas areneras son otras de las demandas del “gana y gana”.

Nuevos créditos

$250

millones con el BM para cubrir presupuesto y plan anticrisis debe tener aval para incluirse en presupuesto.

$500

millones con el BID para reforma política y programas sociales también ha avanzado en la negociación.

$400

millones está buscando el gobierno con Brasil para financiar proyectos. El crédito aún no se acuerda.

$350

millones o menos se buscan con el BCIE para completar financiamiento a programas a largo plazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s