Siete cancilleres latinoamericanos van a Honduras mientras gobierno de facto calla

Una delegación de siete cancilleres llegará el lunes a Honduras en busca de una salida negociada a la crisis generada por el golpe de Estado del 28 de junio, aunque las autoridades del gobierno de facto guardan silencio al respecto.

Portavoces del presidente del gobierno de facto, Roberto Micheletti, habían citado a una rueda de prensa la tarde del sábado, supuestamente para abordar el tema, pero intempestivamente la cancelaron.

El portavoz César Cáceres dijo a la AFP que aún no tenían la agenda de la visita, que se realiza tras una fuerte tensión entre el gobierno de facto y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza. “No tenemos una agenda aún ni se está planificando hacerla”, afirmó.

Ahora, tras un fallido viaje del 11 de agosto, por fin la Organización de Estados Americanos (OEA) enviará la delegación a Tegucigalpa, con Insulza como “observador”. La delegación final estará integrada por los cancilleres de Argentina, Canadá, Costa Rica, Jamaica, México, Panamá y República Dominicana.

“La agenda de la delegación no se limitará sólo al ámbito público. Incluye también reuniones con representantes de la Iglesia Católica, las Iglesias Evangélicas, los empresarios, los trabajadores, los candidatos presidenciales y distintas organizaciones de la sociedad civil”, explicó la OEA en un comunicado el viernes.

El objetivo oficial de la misión es convencer al gobierno de Micheletti de aceptar una propuesta de mediación que implica reinstalar al depuesto Manuel Zelaya.

Micheletti y la cúpula política hondureña insisten en que el retorno de Zelaya es inaceptable y consideran que las próximas elecciones presidenciales -fijadas para el 29 de noviembre- generarán la legitimidad democrática suficiente al gobierno siguiente.

Honduras vive desde el golpe de Estado en casi completo aislamiento internacional. El gobierno de Micheletti no es reconocido por ningún país de la región, y fue condenado explícitamente por Estados Unidos -que congeló su ayuda militar- y la Unión Europea. Además su participación en la OEA fue suspendida.

Una misión del gobierno de Micheletti que viajó por segunda vez el 17 de agosto a Washington en pos de reconocimiento internacional regresó el viernes a Tegucigalpa, pero también guardó silencio.

La delegación estuvo conformada por la ex presidenta de la Corte Suprema Vilma Morales, Mauricio Villeda y Arturo Corrales, quienes participaron en la negociación entre el gobierno de facto y el derrocado Manuel Zelaya en Costa Rica, mediada por el presidente costarricense y premio Nobel de la Paz Oscar Arias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s