Golpistas y zelayistas celebran por separado la independencia

El Presidente de facto, Roberto Micheletti lanza el tradicional ¨grito¨que conmemora los 188 años de independencia de Honduras.
El Presidente de facto, Roberto Micheletti lanza el tradicional ¨grito¨que conmemora los 188 años de independencia de Honduras.

AP

El gobierno de facto hondureño celebró este martes con un acotado desfile oficial el día de la independencia, mientras los partidarios del depuesto Manuel Zelaya participaron en una bulliciosa marcha, en medio de fuertes medidas de seguridad.

Cada año durante las fiestas de la independencia centroamericana de España –que data del 15 de setiembre de 1821– se realiza en Honduras un desfile oficial en la capital, además de otros en las demás ciudades.

En años anteriores participaban de la celebración estudiantes de unas 60 escuelas secundarias, con bandas musicales que copaban uno de los bulevares que conducen al Estadio Nacional, en Tegucigalpa. Sin embargo, este año al desfile oficial en la capital apenas asistieron los estudiantes de cuatro escuelas secundarias, junto a funcionarios de ministerios, militares y policías con bandas musicales. Mientras, en otras ciudades no hubo celebraciones oficiales.

El gobierno de facto no pudo hacer que los estudiantes participaran en el acto porque los educadores, que deben convencer y organizar previamente a sus alumnos, se oponen activamente al golpe del 28 de junio que derrocó a Manuel Zelaya.

El desfile oficial –en el marco de celebraciones que incluyeron exhibición de aviones y paracaidistas militares– comenzó en el bulevar Suyapa y finalizó en un vacío Estadio Nacional, donde en el palco principal estaba el presidente de facto, Roberto Micheletti, los miembros de su gabinete y jefes de las Fuerzas Armadas.

“Con visa o sin visa, los hondureños somos hondureños”, coreaban los participantes en la caminata en repudio a Estados Unidos, que quitó las visas a Micheletti y decenas de funcionarios y empresarios para forzar al régimen a firmar la propuesta del mediador en el conflicto hondureño, el presidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz Oscar Arias, cuyo punto medular es el reintegro de Zelaya al poder.

“A 80 días la lucha no se detiene”, coreaban los participantes en un masivo desfile de seguidores de Zelaya, efectuado en otra zona de Tegucigalpa.

“Exigimos la restitución de la institucionalidad”; “Abajo la dictadura michelettista”; “Sin Mel Zelaya no habrá elecciones”, decían algunas de las pancartas en la bulliciosa marcha. “Arriba, abajo, golpistas al carajo”, gritaban los manifestantes.

En el desfile convocado por el Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe participaron estudiantes de decenas de colegios, con bandas musicales y exhibiciones de danza.

El Frente, integrado entre otros por maestros, sindicatos, organizaciones de mujeres y grupos de derechos humanos, convirtió en celebración por la independencia la marcha que lleva cabo diariamente desde el derrocamiento de Zelaya.

En ambas celebraciones el gobierno de facto dispuso un fuerte despliegue de seguridad de policías y militares.

Ambos actos transcurrieron en tranquilidad, excepto en el Instituto Central, donde militares obligaron a los estudiantes, que participarían en la marcha zelayista, a dirigirse al desfile oficial, según se denunció.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s