Critican papel de Brasil en crisis hondureña

El canciller de Brasil, Celso Amorim, durante una rueda de prensa en martes en Nueva York.
El canciller de Brasil, Celso Amorim, durante una rueda de prensa en martes en Nueva York.

efe

El opositor Partido Popular Socialista (PPS) pidió el martes al Gobierno brasileño que aclare cómo el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, llegó a la embajada de Brasil en Tegucigalpa, pues pudo tratarse de una “interferencia en asuntos internos”.

El presidente del PPS, Roberto Freire, declaró que “como no se trata de un asilo, lo que parece haber ocurrido es una participación de la diplomacia brasileña en una acción clandestina y en una clara interferencia en asuntos internos de otro país”.

Zelaya, derrocado el pasado 28 de junio, se presentó este lunes en la embajada de Brasil en Honduras y ha sido acogido por el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, que ha dicho, sin embargo, que fue tomado por sorpresa y que no incentivó su regreso al país.

Según Freire, Brasil “ha ofrecido su espacio soberano en Tegucigalpa” para la definición de asuntos políticos internos de Honduras, lo que calificó de “insólito e peligroso”.

El político opositor apuntó que “podría haber señales de que la diplomacia brasileña ha comenzado a actuar dentro de un modelo que siempre ha condenado y que tiene como ejemplo a la CIA (Central de Inteligencia de Estados Unidos)”.

Freire opinó que “si Zelaya fuera un asilado normal, todo estaría garantizado por las normas y tratados internacionales”, pero apuntó que, en este caso, se trata de “una persona que no ha requerido un salvoconducto y está en Honduras para interferir en la política interna”.

Por su parte, el diputado Raul Jungmann, también del PPS, anunció que esa formación pedirá al Congreso que investigue si el Gobierno ha colaborado con el regreso de Zelaya a Honduras.

“Zelaya ha transformado a la embajada brasileña en una tribuna electoral” y el canciller Celso Amorim “debe ser responsabilizado por eso”, afirmó.

El parlamentario también consideró que Zelaya “pudo haber tenido una ayuda directa” del Gobierno brasileño para regresar al país.

“Es bueno recordar que el pasado 12 de agosto Zelaya estuvo en Brasil para conversar con diversas autoridades”, incluido el propio presidente Lula, indicó.

La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado promovió el martes un debate sobre el asunto, al que fue invitado el jefe del Departamento de América Central y el Caribe de la Cancillería, Gonçalo Mouro, quien reiteró que Zelaya no era esperado en la sede diplomática.

“Brasil fue tomado por sorpresa”, señaló Mouro, quien explicó que la esposa de Zelaya, Xiomara Castro, se presentó en la embajada y le informó al encargado de negocios, Francisco Resende, de que su marido “estaba cerca” y pedía ser recibido.

Según Mouro, Resende se comunicó con Amorim, quien a su vez le informó sobre la situación a Lula y éste decidió que Zelaya fuese recibido.

“Zelaya casi que se materializó en nuestra embajada”, apuntó el diplomático.

Durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria, consideró como “una agresión” el hecho de que el Gobierno de facto hondureño haya mantenido la electricidad y el agua cortados en la sede de la legación.

“No precisamos verlo desde el punto de vista diplomático, pues ya el sentido común dice que eso es una agresión”, manifestó Mouro, quien calificó como “una brutalidad” la acción policial para dispersar a los partidarios de Zelaya que se habían congregado a las puertas de la embajada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s