Histeria en la capital de El Salvador

Image

Una serie de rumores, por Internet y de manera verbal, terminaron por crear caos en algunos sectores de San Salvador. La PNC desvirtuó todo tipo de amenazas.

Enrique GarcÍa / Karla Espinoza
Diario El Mundo
Horas de preocupación y zozobra sufrieron, ayer tarde, decenas de ciudadanos de diferentes municipios del departamento de San Salvador debido a una ola de rumores sobre ataques de pandilleros y “toques de queda” impuestos por las mismas maras.
La histeria colectiva se agudizó en algunas empresas, iglesias y  centros educativos, donde se despacharan a empleados y estudiantes, antes de la hora normal de cierre de actividades.
Trascendió que los municipios con más problemas eran San Marcos, Ilopango, Apopa y Soyapango, en San Salvador. Mientras que de La Libertad se mencionaba a Quezaltepeque, Lourdes y San Juan Opico.
Periodistas de Diario El Mundo recorrieron los lugares  señalados y comprobaron que las actividades seguían con relativa normalidad, a excepción de aquellos donde calaron con fuerza los rumores.
En San Marcos la mayoría de la población continuaba con su vida normal y hasta ironizaba cuando se le preguntaba si tenía temor, por el supuesto “toque de queda”.
“Que yo sepa, no existe ningún toque de queda”, expresó una joven mujer en el centro de  la ciudad.
Solamente es una “bulla a la que no se le debería dar importancia”, agregó.
Pero como medida preventiva, la PNC  instaló retenes de control  en la antigua carretera a Zacatecoluca.
“Por si la cosa se pone peligrosa, nosotros estamos listos”, manifestó un agente.
Como medida de prevención, los centros educativos de ese referido municipio decidieron suspender las clases.
Despacharon a casa a los alumnos una o dos horas antes. Incluso algunos padres de familia decidieron ir por ellos a media tarde.
En el Instituto Nacional de San Marcos, los estudiantes abandonaron las instalaciones a las 4:10 de la tarde, cuando la hora oficial de salida está programada para las 6: 40 p.m.
El Colegio Santa Teresa de Jesús también despachó a sus alumnos, a las 5:00 p.m., o sea, 20 minutos antes de la hora prevista. “Lo hacemos por la presión de los padres de familia, adujo un conserje.
Durante un recorrido por el barrio San Jacinto la vida continuaba normal.
Los negocios estaban abiertos y la población circulaba sin ninguna novedad.
Incluso en lugares como la colonia Santa Marta y la Amatepec, los niños practicaban deporte sin ninguna preocupación.
Igual normalidad  se notó en los pobladores del centro de Soyapango. La actividad comercial siguió normalmente.
El rumor del “toque de queda”, se dispersó a otros municipios. Sin embargo, las actividades continuaron sin sobresalto.
Desde La Libertad también se descartó que existieran problemas.
Alrededor de las 5:00 de la tarde, la policía montó una conferencia informativa de emergencia para desvirtuar lo que acontecía en la capital y zonas aledañas.
El Subdirector de Seguridad Pública, Hugo Ramírez, sostuvo que se trataba de un rumor mal intencionado.
“Negamos categóricamente lo que se está rumorando”, indicó (ver nota aparte).
Normalidad en las calles de la ciudad
Las principales arterias del centro de San Salvador se encontraban en total normalidad, ayer, entre las 6:00 y 8:00 de la noche.
Muchos comerciantes informales mantuvieron sus puestos de venta en horarios habituales y desestimaron la versión de un “supuesto toque de queda”.
No obstante en las paradas de buses se veían a tempranas horas madres que habían retirado en horas no habituales a sus hijos de las escuelas (medida de precaución ante cualquier eventualidad), y en los alrededores, las diferentes rutas de buses circulaban de forma acostumbrada.
No obstante, a tempranas horas se rumoraba de una balacera en las cercanías de la zona industrial de Lourdes, Colón y la concentración de pandilleros en la plaza de las Américas, información que fue desvirtuada por la Policía.
Al cierre de esta nota se reportó un  homicidio y éste fue confirmado por la PNC, en la entrada hacia Santa Tecla, en las cercanías del edificio de la Fiscalía General de la República.
Ahí, un pasajero de la 101-B fue atacado a disparos por dos sujetos.
La Policía  no reportó capturas del hecho ocurrido a las 4:30 p.m.

“Son rumores de algunas personas especializadas”
Karla Espinoza
Diario El Mundo
El subdirector de Seguridad Pública, Hugo Armando Ramírez, desmintió ayer la existencia de ataques o “toque de queda” planificado por los pandilleros en diferentes municipios del país. Para el jefe policial, se trata de “personas preparadas para propagar temor sicológico” en la población.
“Desmentimos categóricamente que se esté dando o hayan ocurrido actos de tal naturaleza en el país”, explicó.
A su juicio, desde el 7 de octubre que se decretó estado de emergencia en la corporación policial se ha reforzado la seguridad del país, pero en ningún momento se ha hecho uso de la Fuerza Armada, hasta que el presidente Mauricio Funes lo ordene.
“Mantenemos dispositivos de seguridad permanente en centros escolares como medidas de prevención. Hemos estado monitoreando la situación, lo que nos permite negar lo que se rumora”, insistió.
No obstante, confirmó el cierre adelantado de algunas escuelas en Apopa como prevención de los estudiantes ante cualquier situación.
Descartó, a la vez, la existencia de homicidios en la zona, ya que a tempranas horas se rumoraba la muerte de un estudiante del municipio.
El subdirector de Seguridad Ciudadana, hizo un llamado a todos los sectores para no contribuir al desarrollo de estas “falsas informaciones”.
Ramírez también explicó que se han desplegado planes para investigar a las personas que se encuentran detrás de estas actividades.
El jefe de Seguridad Ciudadana aseguró que al identificar a los responsables de los rumores, aunque sea cibernéticamente, serán detenidas por el delito de simulación de delitos y apología e incitación de actos de terrorismo. Para ambos delitos se estipulan penas de cárcel entre cinco y 10 años. El oficial insistió en llamar a la ciudadanía a la calma y no ser presa de “este tipo de personas”. Pidió estar atentos a las informaciones que divulgue la corporación policial.

Ejército prestaría más seguridad
“La Fuerza Armada está en la capacidad de dar apoyo de diferente tipo”, resaltó ayer el ministro de la Defensa Nacional David Munguía Payés, en torno a un nuevo rol que le asignaría el presidente Funes, en contra de la delincuencia.
Se prevé que los militares, pasarían del tradicional acompañamiento a la PNC a una nueva modalidad, como sería arrestar sospechosos de haber cometido un delito.
Sin embargo, el funcionario reiteró que será el mandatario quien dará la nueva asignación. “Queremos tener el marco de actuación adecuado para cumplir con la misión que se nos asigne”, dijo ayer el funcionario.
Munguía Payés detalló que el ejército tiene la capacidad de apoyar, no solo con la presencia, sino también con la disuación, con acciones directas y operaciones de inteligencia.
Recordó que la institución castrense tiene16 años experiencia de apoyar a la Policía, y dependerá de la nueva asignación para readiestrar al personal. Confirmó que han presentado al presidente Funes tres alternativas de trabajo, pero se abstuvo de divulgarlas.

Reportan homicidios
Al margen de la histeria supuestamente provocada, se reportaron ocho homicidios en diferentes lugares.
1. Macabro hallazgo
La cabeza de una mujer, dentro de una bolsa plástica blanca, fue localizada en el pasaje Barrera, del cantón La Palma del municipio de San Martín. La PNC, ayer tarde, aún no reportaba sobre el resto del cuerpo. No se ha determinado la edad de la víctima ni la identidad de ésta.
2. Le asestaron 15 balazos
Supuestos pandilleros asesinaron al albañil José Bonilla, de 55 años, en la calle Aceituno de la colonia Divino Salvador, en jurisdicción de Ciudad Delgado. Según la PNC el crimen fue cometido para “callarlo” porque habría escuchado sobre delitos cometidas por mareros vecinos.
3. Dos muertes reportadas
La vendedora ambulante Yanira del Carmen López, y el transportista Rodolfo Caravantes Rivera, de 45, fueron asesinados a balazos. La primera en el mesón San Judas, de Mejicanos, y el segundo en Nueva Concepción, Chalatenango. Ambos casos se atribuyen a mareros.
4. Cuatro muertes más
En Antiguo Cuscatlán, Ronald Díaz fue acribillado por desconocidos. En el mismo municipio, comunidad El Tanque, una joven de 16 años también fue asesinada.
En las cercanías de la Campanera en Soyapango una señora y un motorista fueron ultimados dentro de  un bus de la ruta 49.
Anuncios

Un comentario en “Histeria en la capital de El Salvador

  1. Creo que este tipo de incidentes debe ser castigado duramente, ya que; no se debe jugar con la mente de las personas. Ya que muchos de nosotros realmente si estabamos preocupados por los rumores que se difundieron el dia de ayer, creo que las autoridades deben actuar pronto y no permitir que personas sin escrupulos vuelvan a realizar este tipo de actos de terrorismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s