Elecciones de Honduras se harán en un ambiente confuso, apático y de pocas esperanzas

Porfirio Lobo, del Partido Nacional, es el favorito pero el electorado está apático y confundido. Elvin Santos, del Partido Liberal, al cual pertenecen tanto Zelaya como Micheletti. Fotos Efe y AFP

Suena contradictorio. Mientras el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, llamó a todos los presidentes de América Latina, a la OEA, a la ONU y a la Unión Europea a rechazar las elecciones presidenciales de este domingo 29 de noviembre, César Ham, uno de sus colaboradores más cercanos y uno de los líderes del Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado, anunció que se presentará como candidato por el Partido Unificación Democrática (UD, izquierda), el único que respalda al destituido mandatario.

Durante meses, Ham amenazó con no participar si no se restituía a Zelaya, derrocado y expulsado del país por los militares hacia las 5 de la mañana del 28 de junio pasado, cuando el Parlamento lo sustituyó por el entonces presidente de esa institución, Roberto Micheletti. Hace unos días, Zelaya advirtió que impugnará los comicios celebrados por una ‘dictadura’ y el Frente de Resistencia -integrado por organizaciones sociales y sindicatos de campesinos, estudiantes y docentes- amenazó con boicotearlos ‘pacíficamente’.

Del otro lado, Micheletti anunció su retiro temporal de la Presidencia entre el 25 de noviembre y el 2 de diciembre, justo el día en que el Congreso de su país debe decidir si restituye o no a Zelaya con base en el Acuerdo Tegucigalpa-San José, firmado bajo la presión de Washington el 30 de octubre. En ese breve tiempo, según analistas, reside la última esperanza de la comunidad internacional para no permitir que el golpe de Estado de hace cinco meses se constituya en lo que se conoce como “golpe correctivo”, como ocurrió décadas atrás en la región cuando se derrocaba a un Gobierno e, inmediatamente, se convocaban elecciones.

‘Legitimar el golpe’

En una carta enviada esta semana a los mandatarios de la región, Zelaya -refugiado desde el 21 de septiembre en la embajada de Brasil en Tegucigalpa- aseguró que reconocer los comicios sería legitimar el golpe y dijo que se trata de un “proceso electoral espurio que divide y no contribuye a la unidad de las naciones de América”. Además, instó a sus homólogos a “no adoptar posiciones ambiguas o imprecisas como las que despliega el gobierno de Estados Unidos”, que primero rechazó la realización de las elecciones y hace poco afirmó que, sin importar si Zelaya regresaba o no al poder, las reconocería.

Unos 4,6 millones de hondureños están inscritos para votar este 29 y elegir presidente, diputados y alcaldes para el periodo 2010-2014, que comenzará el 27 de enero. Sin embargo, la mayor parte de la comunidad internacional, que no reconoce al gobierno de facto de Micheletti, ha advertido que mientras Zelaya no vuelva a la Presidencia no avalará los resultados de estas elecciones.

En una misa celebrada en el santuario de Suyapa, patrona de Honduras, Micheletti reiteró esta semana su deseo de que “no haya una gota de sangre de hondureño derramada por este proceso”, y pidió a los candidatos presidenciales que si ganan “jamás vayan a intentar estar sobre la ley de Dios y sobre la ley del hombre”. Su mensaje, claro, iba directo a las razones que llevaron a la actual crisis política de un país donde se calcula que el 70 por ciento de sus casi 7,7 millones de habitantes vive por debajo de la línea de pobreza.

Ese 28 de junio, día del golpe, Zelaya planeaba realizar una consulta popular, que no había sido autorizada por las autoridades electorales, para preguntarles a los hondureños si estaban de acuerdo con la convocatoria a una Asamblea Constituyente en la que se reformaría la Carta Magna. Sus detractores siempre han dicho que lo único que buscaba ‘Mel’, como le dicen, era imponer un artículo en el que se permitiera la reelección presidencial para perpetuarse en el poder. Pero Zelaya -el presidente que en poco más de dos años pasó de ser un ganadero y empresario con ideas de derecha y que fue el aliado número uno en Centroamérica de George W. Bush, a un líder de izquierda que decidió apoyar e implantar en su país muchos de los proyectos socialistas de su homólogo venezolano Hugo Chávez- siempre lo ha negado tajantemente.

¿Y la OEA?

Según varias fuentes diplomáticas, la OEA y la comunidad internacional jugaron hasta último minuto con ejercer presión para que se creara un gobierno de unidad nacional que estuviera en funciones desde el 26 de noviembre, durante las elecciones y por lo menos hasta el 2 de diciembre, pero el organismo hemisférico fracasó de nuevo en su intento. Ocurre que en el seno de la OEA hay una fuerte división sobre la legitimidad de las elecciones hondureñas, pues países como Brasil, Nicaragua, Ecuador, Argentina, Bolivia y Venezuela han sido enfáticos en que no reconocerán el resultado sin la restitución previa de Zelaya, mientras que otros, como Estados Unidos y Panamá, han afirmado que respaldarán o reconocerán los comicios; y Perú y Colombia han dicho que estudian la posibilidad de hacer lo mismo.

“Es necesario admitir que hay posiciones diversas. Unos se niegan a reconocer las elecciones a priori y el otro grupo se niega a invalidarlas antes de su celebración. Lo que no cambia es la postura de la OEA de exigir como cuestión previa al retorno de Honduras a la organización el restablecimiento del sistema democrático”, recalcó su secretario general, José Miguel Insulza.

Según las encuestas, el favorito para ser el próximo presidente de Honduras es el candidato del Partido Nacional (PN, derecha), Porfirio Lobo. Le sigue Elvin Santos, del Partido Liberal (PL, derecha), el mismo de Zelaya y de Micheletti. Sin embargo, la campaña se ha desarrollado bajo una apatía generalizada por parte de muchos votantes y ninguno de ellos ha pugnado por restituir a ‘Mel’ antes de los comicios.

Lea también:

Llegada sorpresiva y dramática de Manuel Zelaya a Tegucigalpa cambió el panorama a su favor
Golpistas en Honduras subestimaron el rechazo de la comunidad internacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s