Crisis sin precedentes hunde a la derecha Salvadoreña

Arena expulsa del partido al ex presidente Saca acusado de traición

Image 869

El mayor partido de oposición de El Salvador, Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que gobernó durante los últimos 20 años, acusó de traición y expulsó de sus filas al ex presidente Elías Antonio Saca, informó el líder de dicha agrupación derechista, Alfredo Cristiani, quien argumentó que la decisión la tomó la dirección del partido por unanimidad.

La crisis que vive la derecha salvadoreña no tiene precedentes. Nunca antes en los últimos 20 años se había expuesto al público con semejantes contradicciones. Saca no solamente es un ex presidente de El Salvador, sino un destacado empresario y presidente honorario de Arena. “Para apartarme, lo tiene que decidir una asamblea nacional de Arena”, advirtió Saca.

Cristiani había sostenido este lunes una reunión con los abogados de Saca, quienes llegaron a su oficina para escuchar las acusaciones que Arena le hacía al ex mandatario en el marco de un “proceso disciplinario y político” por acciones graves.

El también ex presidente de El Salvador Alfredo Cristiani apuntó que Saca “violentó” los principios de Arena, y dijo que la medida radical se tomó en base al artículo 96 de los estatutos, que indican que un miembro puede ser expulsado o suspendido del partido si ha traicionado, si se ha rebelado o desacatado a las autoridades y si ha actuado irrespetando los principios y estatutos areneros.

El origen de la crisis y la rivalidad entre las facciones derechistas vienen de lejos, pero este lunes se intensificaron con inserciones publicitarias y entrevistas en los principales medios locales de los ex presidentes Cristiani y Saca. Ambos se acusaron mutua y públicamente con palabras rudas como traición, confabulación, persecución y engaño.

Cristiani, actual líder de Arena, acusa a Saca de haber impuesto al partido al candidato presidencial Rodrigo Ávila, quien perdió las pasadas elecciones; también le culpa de “traición” y “confabulación” para dividir al partido, además de achacarle graves hechos de corrupción durante su gestión administrativa, del 2004 al 2009.

Saca se siente “perseguido”

Pero Saca se defendió, y desde un hotel en Costa Rica aseguró que se siente “perseguido” y argumenta que la dirección actual de Arena ha llegado “para destruir y perjudicar mi imagen”. Agregó que no sabía “cuál es el objetivo. Están demostrando una debilidad y un miedo que se está convirtiendo en pánico”.

La crisis de Arena se agudizó con la derrota electoral sufrida en marzo de 2009, cuando se impuso el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) con la candidatura del periodista Mauricio Funes, quien ha hecho un tránsito político moderado y cuya gestión ha sido muy apreciada por los salvadoreños, que lo respaldan en más de un 80% según encuestas locales e internacionales.

Tras el ascenso de Funes, la división de la derecha arenera no ha frenado. En octubre pasado, 12 diputados de Arena, presuntamente seguidores de Saca, se dieron de baja del partido y fundaron la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA).

Una de las cosas que más ha molestado a la Alianza Republicana y a sus líderes ha sido que los diputados de GANA han unido fuerzas con los 35 legisladores del FMLN para conseguir aprobar proyectos económicos y trascendentes para el Gobierno de Funes, como el presupuesto de 2010 y las reformas a varias leyes fiscales para incrementar la recaudación tributaria.

Las acusaciones entre Cristiani y Saca han sido protagonistas en los medios locales salvadoreños. Una publicidad de Arena aparecida en varios medios, así como Cristiani en algunas entrevistas, asegura que Herberth Saca, primo y ex funcionario en la Administración de Antonio Elías Saca, es quien ha confabulado para dividir al partido. También se habla de la utilización de fondos del Estado (más de 200 millones de dólares) usados de forma irregular cuando no había medicinas ni anestesia en los hospitales, ni recursos en la seguridad pública para el combate contra la delincuencia.

En otro sentido, GANA también publicó el lunes en los medios más importantes de prensa un comunicado en el que respalda a Saca, al tiempo que hace un llamamiento a la Fiscalía y a la Corte de Cuentas (Contraloría) a fin de que investigue graves irregularidades que se dieron en los anteriores Gobiernos de Arena. De cada Administración, GANA señala hechos que ya fueron denunciados por la oposición política y organizaciones sociales, pero que nunca fueron investigados, entre otros, la cuestionada privatización de la banca, durante la época de Cristiani (1989-1994); utilización irregular de las donaciones internacionales por el huracán Mitch y de los terremotos de 2001, atribuida a los ex presidentes Armando Calderón Sol (1994- 1999) y Francisco Flores (1999- 2004).

Jaime López, experto en temas de corrupción y transparencia, de la Fundación Nacional de Desarrollo (FUNDE), manifestó que es bueno que salgan a la luz todas estas denuncias, pero tienen que formalizarse y ser investigadas por las autoridades competentes. “De lo contrario, se corre el riesgo de que todo quede en la demagogia y la impunidad”, finalizó López.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s