La derecha salvadoreña se desangra lentamente

Máscara contra cabellera: “Toño” Salaverría Vrs. “Fredy” Cristiani

https://i1.wp.com/www.blogcurioso.com/wp-content/uploads/2009/01/sumo-i.jpg

Por Juan José Dalton

“Es una verdadera y compleja crisis”, reconoce Salaverría al opinar del “mal” que está padeciendo ARENA, partido monolítico de la derecha que gobernó durante 20 años El Salvador

SAN SALVADOR

– Estas últimas horas en ARENA son de incertidumbre, también de turbulencia. El “cuadro clínico” del histórico partido de derecha indica “gravedad”. Esta vez no lo dicen sus rivales izquierdistas, sino que la premonición viene de sus propias filas. No es algo nuevo, pero evidencia que la crisis no tiene fin, por el momento.

Uno de los ex presidentes de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), José Antonio Salaverría, exigió este miércoles a las actuales autoridades partidarias que renuncien a la dirección. Y no sólo eso, pide a los ex presidentes de El Salvador: Alfredo Cristiani, Armando Calderón Sol y a Francisco Flores, que se “vayan” para sus casas.

El desafío es abiertamente a la autoridad máxima y hasta hace poco “intocable” de Alfredo Cristiani, quien en poco tiempo ha dado muestras de no poder controlar la frustración de sus correligionarios frente al fracaso electoral y a la pérdida del gobierno durante el año pasado.

La exigencia de Salaverría está contenida y repetida en entrevistas que el destacado empresario cafetalero y político brindó a “La Prensa Gráfica” y a dos canales de televisión.

Salaverría fue presidente de ARENA en 2003; durante varios años fue parte del Consejo Nacional Ejecutivo (COENA) arenero. Incluso, fue medular en la selección del ex presidente salvadoreño, Antonio Saca –hoy expulsado de ARENA—, como candidato presidencial en las elecciones de 2004.

“Es una verdadera y compleja crisis”, reconoce Salaverría al opinar del “mal” que está padeciendo ARENA, partido monolítico de la derecha que gobernó durante 20 años El Salvador, hasta que en junio de 2009 entregó el gobierno a Mauricio Funes, del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Salaverría reconoce que ARENA está viviendo un “momento sumamente difícil” y que se “ha quedado prácticamente sin rumbo y sin propuesta”, algo que también, según su criterio, afecta la gobernabilidad del país.

El destacado empresario “no tiene pelos en la lengua” para criticar a la actual dirección partidarista, que encabeza el ex presidente Alfredo Cristiani, así como tampoco en decirle al también ex mandatario Francisco Flores que es uno de los responsables de la debacle porque todas sus estrategias fracasaron y que consistían en colocar a los más importantes empresarios locales en la dirección partidaria. Dice que por ese camino va actualmente el partido.

“No sólo violaron acuerdos, sino que se repartieron entre los cuatro el COENA (se refiere a los cuatro ex presidentes), como piñata, tanto uno, tanto otro”, afirmó respecto a la forma de conducción de ARENA tras haber perdido las elecciones de 2009.

“No hubo trabajo, no hubo nada y llevamos siete u ocho meses y ARENA en el descalabro, en emergencia, como cuando pasa una tragedia nacional: ARENA está en emergencia”, agregó.

Calderón Sol se defiende

Calderón Sol, fundador de ARENA y ex presidente de El Salvador, se defiende de los señalamientos dichos por Salaverría. “No tenemos como ex presidentes, con la excepción de Cristiani, una incidencia en el partido”, asegura.

“Mire –dicen el político— lo que está pasando en ARENA tenía que pasar. Después de estar en el poder durante 20 años, los principios y valores, la mística y la ideología firme, se perdieron… Nos fuimos anquilosando”.

Muy rápidamente ARENA se ha ido desgastando a tal punto que las encuestas locales de diciembre último colocaban al partido en niveles de entre 8 y 7 por ciento de las simpatías, mientras el FMLN se granjeaba más del 50 por ciento.

¡Que se vayan todos!

La propuesta de Salaverría es que renuncien las autoridades actuales y se forme la comisión de “emergencia”, integrada por cinco de los pre candidatos presidenciales areneros del proceso electoral pasado: Luis Mario Rodríguez, Ana Vilma de Escobar, Francisco Laínez, Eduardo Barrientos y Hugo Barrera.

Desde la pérdida electoral de aquel 15 de enero, ARENA sufre debacle tras debacle. En octubre pasado, tras una asamblea general en la que se coronó a Alfredo Cristiani como presidente de COENA, un grupo de diputados rompió con la “monolítica roca” amalgamada por Roberto D´Aubuisson desde principios de la década de los 80s hasta su muerte en 1992.

Doce fueron los diputados que se declararon independiente y luego crearon Gran Alianza Nacional (GANA), que se aliaron al FMLN y aprobaron el Presupuesto Nacional 2010, así como reformas tributarias y fiscales (iniciativas del gobierno), en abierto desafío a ARENA y su liderazgo.

Decenas de funcionarios “areneros”, entre diputados suplentes, alcaldes, regidores, asesores políticos y líderes locales han abandonado ARENA y se pasaron a GANA, que el pasado 16 de enero formalizó su proceso para convertirse en partido político legal.

En otro sentido, los partidos conservadores: Conciliación Nacional (PCN) y Demócrata Cristiano (PDC), antiguos y fieles aliados de ARENA, no lo acompañan más en su gestión política.

ARENA, de tendencia conservador, fue fundada por el militar de Roberto D´Aubuisson en 1983, en plena guerra civil. En 1989 asume el poder gubernamental e impuso un modelo catalogado de neoliberal ortodoxo, basado en privatizaciones, apertura comercial y dolarización de la economía, así como en una férrea alianza política con Washington.

¿A quién sirve la ruptura de ARENA?

No cabe duda que en el batallar político la desgracia de un partido se convierte en salvación de su oponente. Si el FMLN y el gobierno que encabeza Mauricio Funes creía que las nuevas autoridades no iban a poder gobernar porque ARENA se lo haría imposible, la realidad ha demostrado todo lo contrario.

Una muestra de ello ha sido que por primera vez en al historia de ARENA, sus diputados se quedan “solos en la llanura”, sin aliados ni alternativas ni participaciones, como ocurrió en los casos de las aprobaciones del Presupuesto 2010 y las leyes tributarias y financieras.

“En las derechas está pesando mucho una inmadurez ante la derrota. Especialmente las derecha que estaban en torno a ARENA estaban tan acostumbradas al uso del poder público, de manera legítima e ilegitima, que cuando se dan cuenta del significado de su derrota, no lo pueden procesar”, dice el analista Roberto Turcios, historiador y quien fuera director de la revista “Tendencias” –de debates políticos y culturales-, ya desaparecida.

Y agrega finalmente: “En las derechas está pesando mucho la culpabilidad más que el análisis… El problema real de las derechas es que se quedaron sin proyectos. Se han quedado sin gobierno, sin partido y sin proyecto. Este es uno de los conflictos y fenómenos que más análisis nos está exigiendo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s