El Salvador considera que reforma migratoria en EEUU sufrió “una derrota”

WASHINGTON (AFP)

La pérdida de una vital silla demócrata en el Senado estadounidense es “una derrota” porque disminuye las posibilidades de que se apruebe este año una reforma migratoria, estimó este jueves el vicecanciller para Salvadoreños en el Exterior, Juan José García.

“Para los que abogamos por una reforma migratoria, que los demócratas pro reforma migratoria hayan perdido uno de sus asientos más importantes en Massachusetts no deja de desalentar”, dijo García en una teleconferencia.

El republicano Scott Brown ganó el martes el escaño que ocupó por más de cuatro décadas el fallecido Edward Kennedy, un duro golpe para los demócratas, que vieron desvanecer la mayoría de 60 sillas que detentaban en el Senado y les permitía aprobar sus proyectos sin obstrucción republicana.

“Este ha sido un retroceso en la posibilidad de que una reforma migratoria se apruebe en el más corto plazo”, subrayó el viceministro salvadoreño, cuyo gobierno ha señalado que tiene entre sus prioridades el impulso de la reforma en Estados Unidos, donde viven 2,5 millones de salvadoreños.

“Pero mantenemos la frente en alto, queremos seguir siendo optimistas”, dijo, al agregar: “Las comunidades centroamericanas deben seguir presionando por una reforma migratoria” en Estados Unidos.

García informó que la semana pasada el grupo para discutir los temas migratorios que conformaron El Salvador y Estados Unidos en diciembre sostuvo su segunda reunión en San Salvador.

En ella, se avanzó en la discusión de medidas alternas a la detención de indocumentados salvadoreños que no representen peligros para la seguridad de Estados Unidos y el rediseño del programa Bienvenido a Casa, que busca reinsertar en El Salvador a los deportados.

De los deportados -que durante 2009 fueron 20.000-, el 70% intenta regresar nuevamente a Estados Unidos, señaló García.

Se realizará una tercera ronda de negociaciones a mediados de febrero en San Salvador.

García recordó que si para mediados de año no se ha concretado la reforma migratoria, El Salvador pedirá la prórroga del Estatuto de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés), un programa que comenzó en 2001 que otorga permisos temporales de estadía y trabajo a los salvadoreños en Estados Unidos.

El funcionario dijo que el TPS -vigente hasta septiembre- sigue siendo “la alternativa más viable” sin una reforma migratoria y advirtió contra un “proceso de deportación masivo” de salvadoreños, lo que sería “catastrófico, más que un terremoto” para la economía del país centroamericano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s