Mauricio Funes busca aliados para combatir la violencia homicida en El Salvador

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, busca cerrar filas con empresarios, iglesias y otros sectores para impulsar un plan que privilegia la “represión” inmediata para contener la violencia generada por bandas criminales, que deja unos 12 homicidios por día.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, habla durante una conferencia en la Asamblea General de ONU en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, el 23 de setiembre de 2009. Funes busca en febrero de 2010 cerrar filas con empresarios, iglesias y otros sectores para impulsar un plan que privilegia la "represión" inmediata para contener la violencia generada por bandas criminales.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, habla durante una conferencia en la Asamblea General de ONU en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, el 23 de setiembre de 2009. Funes busca en febrero de 2010 cerrar filas con empresarios, iglesias y otros sectores para impulsar un plan que privilegia la “represión” inmediata para contener la violencia generada por bandas criminales.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, busca cerrar filas con empresarios, iglesias y otros sectores para impulsar un plan que privilegia la “represión” inmediata para contener la violencia generada por bandas criminales, que deja unos 12 homicidios por día.

Tras reunirse en varias ocasiones con su gabinete de seguridad, Funes espera iniciar el viernes una serie de contactos para conocer las propuestas de gremios, universidades y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social, un centro de estudios vinculado al sector empresarial.

“En forma inmediata el énfasis (del plan de seguridad) va en la represión del delito”, adelantó Funes este jueves en una entrevista televisiva.

El Salvador, que registró durante el año pasado 4.367 homicidios, acumuló durante enero 404 asesinatos, 30 más que en el mismo mes del año pasado, según estadísticas oficiales.

La Cámara de Comercio e Industria denunció este jueves que el país ha caído “en un estado de miedo e impotencia”, que “es nocivo” porque restringe el desarrollo personal, frena la actividad económica y pone en la sociedad un sentimiento de “desánimo y desesperanza”.

“Ante la ausencia de soluciones oficiales palpables, y en respuesta al clamor de nuestros socios, sus empleados y la ciudadanía en general, sentimos la urgencia de pedir enérgica y públicamente un basta ya”, subrayó la Cámara en un comunicado.

A las críticas se sumó Oscar Bonilla, el ex director del Consejo Nacional de Seguridad Pública en el gobierno anterior, quien señaló que no existe una política criminal “coherente” y que lo hecho por Funes en prevención “es insuficiente”.

En el marco de la andanada de críticas, siete supuestos pandilleros fueron asesinados y otros tres resultaron heridos el martes, cerca de la turística ciudad de Suchitoto, en el noreste del país.

La masacre es investigada por la Policía, que sospecha que pudo estar vinculada a drogas, a un ajuste de cuentas entre pandillas rivales o a la actuación de un grupo de exterminio que toma la justicia en sus manos.

Hasta enero, las autoridades decían que el plan estratégico quinquenal de la Policía, denominado “Seguridad y tranquilidad con participación social”, privilegiaba la prevención para combatir la delincuencia y las pandillas.

“No cabe ninguna duda de que tenemos que hacer ajustes (al plan), por supuesto que estoy preocupado por el problema de la delincuencia y justamente por eso convoqué a una reunión de emergencia al gabinete de Seguridad Pública”, aseguró el mandatario izquierdista.

Una de las medidas que podría ayudar a contener la violencia, según Funes, es intensificar la presencia policial en las calles, en especial los fines de semana, días en que se disparan los índices de homicidios.

Para sumar más agentes y dotar de mayores recursos a la Policía, el mandatario indicó que se requieren 28,5 millones de dólares adicionales.

Comerciantes y ciudadanos comunes enfrentan generalizadas extorsiones en el país, mientras el promedio diario de homicidios, que fue de 12 en 2009, subió a 13 en enero pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s