Según Joaquín Villalobos:”intelectual de mierda y pequeño burgués”

Un entierro para Roque Dalton

| por Marvin Aguilar

Roque Dalton fue secuestrado en 1975 junto a otro compañero de nombre Armando Arteaga, de seudónimo “Pancho”, por miembros del Ejército Revolucionario del Pueblo E.R.P, organización a la que ambos pertenecían. Fue llevado a una cárcel improvisada en una “casa de seguridad” donde funcionó “un consejo de guerra” integrado por Joaquín Villalobos, Jorge Meléndez, Vladimir Rogel y Alejandro Rivas Mira, autor intelectual del asesinato y jefe político de dicha organización.

Las acusaciones de la dirigencia del E.R.P. hacia “Pancho” y Dalton eran diversas pero lo que más pesaba eran los innumerables cuestionamientos que el poeta hacía sobre los métodos estalinistas y maoístas empleados por la dirección de esa organización. La libertad de pensamiento que profesaba Roque Dalton y sus críticas a los métodos empleados por la dirigencia, lo colocaron en un paredón de fusilamiento en un abrir y cerrar de ojos, sin tener derecho a la más mínima defensa.

El poeta fue golpeado salvajemente durante los días previos a su asesinato. Sus verdugos, entre ellos Villalobos, sabían de antemano a quién asesinarían. Se jactaban diciéndole en cada golpiza que pronto acabarían con la vida de un “intelectual de mierda y pequeño burgués”, “en las filas de los revolucionarios no había cabida para semejantes traidores”.

A altas horas de la noche, Dalton fue colocado de espaldas frente a una pared, un disciplinado militante revolucionario entró a la habitación convertida en prisión y ejecutó la orden, volándole la tapa de los sesos el día 10 de mayo de 1975. La sangre del poeta se esparció por todo el cuarto, la que hubo que limpiar por varios días seguidos, según contó un testigo de los hechos.

En 1992 se firmaron los Acuerdos de Paz entre la guerrilla salvadoreña y el gobierno. El comandante Joaquín Villalobos, en un reconocimiento de sus “errores de juventud” se comprometió a entregar a la familia, el cadáver del poeta asesinado en 1975. Uno de los hijos del poeta Juan José Dalton junto a la esposa de Roque emprendieron gestiones para recuperar lo que Villalobos y el FMLN habían prometido públicamente.

Sus gestiones fueron infructuosas desde el primer día, en esos instantes pesaba más  él jubilo del fin de las hostilidades, que los incompletos huesos de un poeta, que a la larga, “no dejaba de ser sospechoso”.

En 1993, otro hijo del poeta Jorge Dalton visita a El Salvador por vez primera desde 1970, participa en una reunión con Joaquín Villalobos y algunos de sus allegados colaboradores. En ese tiempo Villalobos era miembro de la máxima dirección del FMLN y reiteró su compromiso de aclarar las circunstancias en que se dieron los hechos y entregar el cadáver. Pero la realidad fue otra, el FMLN, nunca nombró una comisión para la búsqueda de los restos y hasta la fecha tampoco ha movido un solo dedo que conduzca al esclarecimiento del asesinato perpetrado por sus ex compañeros de armas.

A El Salvador llegaron peritos chilenos especializados en identificar cadáveres. El informe y los resultados de las investigaciones de ONUSAL revelaron una realidad aún más cruda. Luego de la escena del crimen, el cuerpo de Roque Dalton fue llevado a El Playón, un lugar desolado y siniestro, formado por varios kilómetros de llanura de piedra volcánica, un sitio en el cual es imposible imaginarse la vida. Era el lugar predilecto en que los Escuadrones de la Muerte Salvadoreños durante las décadas de 1970 y 1980 dejaban semanalmente decenas de cadáveres calcinados con ácido y mutilados para no ser reconocidos por sus familiares, escuadrones que como lo prueba el caso de Roque Dalton, existieron también en las filas de la izquierda.

Joaquín Villalobos y sus canallas compañeros de crimen, no se conformaron en pegarle un tiro en la cabeza y luego divulgar que era un “traidor al servicio del enemigo” y un “agente de la CIA”, sino que trataron de confundir a la opinión publica, aparentando que se trataba de un asesinato más de los Escuadrones de la Muerte.

Según el informe de ONUSAL, el poeta Dalton fue semienterrado en días lluviosos, provocando que las aves de rapiña y los perros devoraran su cuerpo de manera inmediata. Pasado 18 años, era imposible la existencia de sus restos. Villalobos, una vez más había engañado a todos, haciendo del dolor familiar de los Dalton una larga y tormentosa pesadilla.

2010 ha sido declarado por las autoridades culturales del país el año de Roque Dalton. La dedicatoria de la Secretaría de Cultura, si las anteriores palabras siguen teniendo vigencia, no será más que; como lo señalaba Luis Alvarenga en El Ciervo Perseguido, una intención que cierta izquierda tiene de presentar a Dalton como un emblema partidario, prevaleciendo la difusión de su obra menos lograda estéticamente. Continua Alvarenga; que esta actitud es una visión utilitarista de la poesía, que justifica las tentaciones dirigistas y que ha servido, también, para darle carta de legitimidad a la pésima literatura, falsamente “comprometida”.

¿Debe sorprendernos esta celebración? Tenemos antes que definir que los nuevos gobiernos de izquierda latinoamericanos –nos dice el historiador cubano Rafael Rojas-llegaron al poder con reclamos hechos a los insensibles gobiernos neo liberales frente a la cultura y la historia. Lo triste es que se observa en algunos de ellos un convertir la cultura en propaganda y la historia en panfleto.

No pronuncies mi nombre

Menudo problema filosófico es el año del poeta, ya que plantea para la izquierda la oportunidad de un mea culpa. Más aún si tenemos en cuenta que uno de los sospechosos de haber participado en el asesinato se encuentra trabajando en el gobierno como jefe de protección civil, en el ministerio de gobernación. Y que ese simple hecho es ya una afrenta a la memoria del homenajeado, y si sopesamos el correo que hizo circular uno de los hijos, – con que comenzamos este texto- exigiendo un esclarecimiento a la muerte de su padre, ¿y por que no? Agregaría yo, un entierro para Roque Dalton.

Alguna vez le dije a Jorge Dalton que: mientras no se entierre a Dalton, la literatura nacional no podrá comenzar de nuevo. Si, por que según la cosmovisión nuestra, cuando hay un alma en pena no descansa en paz, y por ese hecho no permitirá que nadie este tranquilo. Para matar a Roque hay que enterrarlo. Ya esto es una necesidad de salud mental para las artes salvadoreñas, no debería de retrasarse más la comida totémica de este dios. Las heridas que tú causas gozan de buena salud. Es decir, mantienen fresca su condición mortal.

Si este año dedicado a Dalton se sucede sin un verdadero logro político, cultural y artístico es volver al poeta una metamorfosis para que sirva como sustento ideológico deuna izquierda. Es una manipulación. Ya lo hacen los países del ALBA con la figura de Simón Bolívar, lo presentan como un personaje con un nacionalismo anti estadounidense, cuando en realidad llego a invitar a una delegación de Washington a la cumbre de Panamá para lograr un equilibrio hemisférico. Idea distante en el discurso bolivariano de hoy. Igual suerte ha corrido José Martí, que se le dibuja como nacionalista anti yanqui, cuando solo hay que leer el elogio a la Constitución de  1787donde patentiza su admiración por el régimen estadounidense para darnos por enterados de la simplificación que de él se hace por parte del régimen de la Habana.

Hasta hoy lo anunciado para el año Daltoniano no pasa de ser lo mismo que se ha venido haciendo por las antiguas administraciones: activismo cultural, a menos que el mejor vino se sirva al final. De quedarse con lo que se ha planificado por parte de la Secretaría de Cultura será después de todo, como sostiene Luis Alvarenga: un sesgo ideologizado que sirve para cometer uno de los mayores descaros: los mismos que, en distintos momentos de la intensa vida militante del poeta, lo acusaron de ser pequeño burgués, cuando no enemigo de clase, años después, también convirtieron a Roque en una bandera partidaria, lista para blandirse en momentos de controversia, útil para adjudicarse la “verdad histórica” cuando ello convenía.

Anuncios

7 comentarios en “Según Joaquín Villalobos:”intelectual de mierda y pequeño burgués”

  1. El más grande poeta italiano del siglo XX, Pier Paolo Pasolini, más conocido como director de cine, también fue asesinado salvajemente en 1975 (en Roma). Mucho tenían en común, ya que ambos fueron críticos de los métodos ortodoxos marxistas. Ambos pagaron con la vida por su honestidad y valentía. Ambos quedaron olvidados como poetas al nivel internacional. Los oportunistas como Neruda, Benedetti, Cardenal, entre otros, quedaron como las vacas sagradas del siglo XX.

  2. La tumba del poeta ¿donde está?
    La poesía y la mística revolucionaria marxista funcionan de puta madre, como la poesía de Neruda y el estalinismo, como el plomo y la pluma, como la esperanza del paraíso católico y la mentira ideológica; por eso Roque Dalton le dijo a Mario Benedetti en 1969: ¿Habrá Vallejo entendido lo que Dalton quiso decir?
    La tecnocracia literaria ahoga al poeta autentico, al poeta libre de todo compromiso partidario e ideológico. Mientras que la poesía de Neruda pertenece a una sociedad construida de utopías y está sujeta a las leyes de la mercadotecnia literaria, tan corrupta como cualquier otra actividad humana. Sobre la implacable inutilidad del premio Nobel de Literatura, leer: http://www.laprensa.com.ni/2010/03/06/opinion/18209
    De repente ese poeta “heroico” (Neruda) pierde todos sus escrúpulos frente al barco de refugiados (El Winnipeg) republicanos españoles y se hunde en el pantano de la ideología, ordenando que sólo pueden subir al barco aquellos que ostentan el carné del Partido Comunista, dejando a tierra en manos del enemigo, a los refugiados anarquistas, trotskistas y otros que no pertenecían al partido de Stalin. Neruda en ese entonces era cónsul de Chile y se le encomendó la infame tarea de seleccionar a los más aptos para ser salvados de los nazis. Convirtiéndose así en un Oskar Schindler al revés. El hecho ocurrió en el sur de Francia en 1939. La Policía Francesa de Vichy entregó a los republicanos españoles que huían del General Franco, a sus aliados alemanes nazi en Francia. Roque Dalton murió por sus principios y por su integridad ética y estética. Esa es la gran diferencia entre un poeta ganador del premio Nobel y un poeta asesinado en plena lucha armada por sus propios compañeros.

  3. JOAQUIN VILLALOBOS Y JORGE MELENDEZ DEBEN SER ENJUICIADOS POR EL NUEVO FISCAL, POR EL SECUESTRO DE ROQUE DALTON, YA QUE ESTE DELITO NO HA PRESCRITO TODAVIA. Iniciemos el proceso señores fiscales.

  4. Estoy leyendo este artículo y lo unico claro es la intención de quien lo escribe es señalar a los EEUU como los paladines de la libertad. Y le recuerdo lo que en un momento dijo Bolívar, a quien Ud quiere hacer ver como admirador del sistema de los EEUU “Los EEUU están destinados por la providencia a plagar de miserias al continente en nombre de la libertad”

  5. Y le recomiendo nuevamente. Vaya a las montañas de nicaragua y pregunte cuantos campesinos humildes, buenos y cuyo unico pecado fue ser sandinistas han sido asesinados indefensos, torturados ante sus familiares por armados que dicen luchar por la libertad. “O es que en Nicaragua es prohibido ser sandinista y es merecido que seamos asesinados??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s