Funes advierte del “alarmante” panorama de violencia en El Salvador

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes (i), habla durante un acto en San Salvador. Funes advirtió que el país enfrenta un panorama “nuevo” y “alarmante” de violencia tras las recientes masacres en las que murieron 12 personas a manos de grupos armados, y denunció la evolución de las pandillas juveniles hacia grupos criminales. EFE/Casa Presidencial


SAN SALVADOR (EFE)
El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, advirtió hoy que el país enfrenta un panorama “nuevo” y “alarmante” de violencia tras las recientes masacres en las que murieron 12 personas a manos de grupos armados, y denunció la evolución de las pandillas juveniles hacia grupos criminales.

“Las recientes masacres (…) nos ponen en evidencia un panorama nuevo y ciertamente alarmante, son asesinatos masivos de alto impacto, cometidos por criminales que cuentan con armas sofisticadas de alto calibre, reservadas generalmente (…) a las fuerzas especiales de seguridad”, afirmó Funes durante un acto oficial.

El jefe de Estado aludió a las matanzas ocurridas el 2 de febrero, cuando siete presuntos integrantes de una pandilla fueron asesinados por desconocidos en una zona próxima a la localidad de Suchitoto, y el pasado sábado cerca a la localidad de Tonacatepeque, donde acribillaron a cinco personas. “El crecimiento de la violencia se evidencia en la cantidad de crímenes que diariamente se cometen y que nos sitúan como uno de los países más violentos e inseguros del mundo, y la percepción ciudadana se magnifica por la naturaleza y modalidad de algunos de estos crímenes”, admitió el mandatario.

Señaló que “buena parte de estos asesinatos son cometidos por miembros de las pandillas” y consideró importante subrayar ese hecho, al atribuir el crecimiento de la violencia al “cambio que se ha dado en el funcionamiento de las ‘maras’ o pandillas juveniles”. Indicó que este fenómeno “no es fruto de los últimos meses”, sino que “se ha ido gestando a la sombra de la indiferencia y subestimación”.

“Lamentablemente en este proceso las poderosas organizaciones criminales han conseguido infiltrarse en diferentes instancias de poder, han comprado voluntades en las instituciones y debilitado los cimientos del estado de derecho”, aseguró. Las autoridades salvadoreñas han iniciado investigaciones tras las masacres ocurridas la semana pasada e intentan determinar si existe una posible vinculación entre sus autores, mientras surgen temores sobre la aparición de grupos de exterminio como los que operaron durante la guerra civil (1980-1992).“No tenemos todavía suficientes elementos como para asegurar que en nuestro país estén operando grupos de exterminio”, afirmó el gobernante este miércoles, al reunirse con representantes de las diferentes iglesias para analizar el plan de seguridad oficial. Funes admitió que en Internet circulan versiones sobre supuestos grupos, pero aseguró que hay que basarse en “una investigación o en unas pesquisas objetivas, científicas, como la que lleva a cabo la Policía y el Ministerio Público”.

El Salvador, el país más pequeño de América con una población de 6,1 millones habitantes, registró en 2009 un total de 4.365 homicidios, un promedio de 12 casos diarios, mientras que el pasado mes de enero cerró con una estadística de 404 homicidios, 13 cada día, según la Policía Nacional Civil (PNC). EFE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s