Latinoamérica por conservar grupos hasta concreción de nueva entidad

Los presidentes de Cuba Raúl Castro, a la izquierda, y de México Felipe Calderón, saludan durante la ceremonia de apertura de la Cumbre de Latinoamérica y el Caribe convocada por el Grupo de Rio en las afueras de Playa del Carmen, 68 kilómetros (42 millas) al sur de Cancún México, el lunes 22 de febrero de 2010.
Por E. EDUARDO CASTILLO

The Associated Press

PLAYA DEL CARMEN, México — Los países de América Latina y el Caribe comenzaron el lunes el análisis de la permanencia de mecanismos existentes en la región mientras no concluya el proceso de constitución de una nueva entidad de integración hemisférica que dejaría excluidos a Estados Unidos y Canadá.

Presidentes y altos representantes de la región -salvo Honduras que no fue invitada- iniciaron la discusión de un proyecto de declaración en el que se propone que se establezca “un foro unificado” que preserve al Grupo de Río y a la CALC o Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC) que por primera vez se desarrolló en 2008 en Brasil y donde se habló de manera formal de la necesidad de avanzar hacia un nuevo mecanismo.

Al respecto, el presidente Porfirio Lobo calificó en Tegucigalpa de “acciones en contra del pueblo hondureño” el haber sido excluido de la cumbre regional.

“Más que ver la figura de un presidente se trata de ver el derecho de un pueblo a que se le respete sus decisiones”, aseguró el gobernante en rueda de prensa.

Los mandatarios aún no se ponen de acuerdo sobre el nombre que llevaría el grupo, aunque barajan la posibilidad de llamarlo “Unidad” o “Comunidad Latinoamericana y Caribeña”, según una copia del documento analizado.

Bajo la denominación de Cumbre de la Unidad América Latina y el Caribe, 25 presidentes y altos delegados de los 32 países de la región, se reúnen hasta el martes en esta localidad del caribe mexicano con el tema principal de crear el nuevo organismo.

En el encuentro, sin embargo, también se han abordado temas que han generado algunas tensiones como los reclamos argentinos por la explotación petrolera emprendida por una firma británica en las islas Malvinas y la vigencia de la suspensión de Honduras de la Organización de Estados Americanos (OEA) tras el golpe de estado de junio del 2009.

El apoyo a Haití, devastado por terremoto el 12 de enero, también fue puesto sobre la mesa, así como el respaldo a Argentina en su disputa con Inglaterra por la soberanía de las islas Malvinas.

Los líderes pretenden aprobar otra una declaración en la que buscan acordar mayor cooperación en asuntos económicos; energía; integración física en infraestructura; ciencia y tecnología; seguridad alimentaria y nutricional; educación, salud y servicios públicos; cultura; migración; género; desarrollo sostenible; cambio climático; derechos humanos; seguridad; el problema mundial de las drogas; rechazo al terrorismo, y desarrollo social.

“Nuestro reto, el reto que afronta la región no es un asunto de izquierda o de derecha; no es una cuestión de ideologías o de doctrinas, sino más bien una disyuntiva entre pasado y futuro, un futuro donde puedan florecer los valores en los que creemos de democracia para la justicia en la libertad”, dijo el presidente mexicano Felipe Calderón al inaugurar la cumbre.

“América Latina y el Caribe no podemos permanecer desunidos, no podemos abordar el futuro con éxito sobre la base de diferencias, ahora toca a nosotros unirnos y unirnos sin demérito de aquello en lo que somos diferentes; unirnos sin demérito de aquello sobre lo que pensamos distinto, pero unirnos sí sobre la base de nuestras anchas coincidencias que son mucho mayores que nuestras divergencias”, añadió.

Los cancilleres habían planteado el fin de semana que la entidad sea lanzada en este encuentro del caribe mexicano y comience a funcionar de manera formal en el 2011.

Aún no ha abordado cómo sería la relación de la nueva entidad con la OEA, un organismo hemisférico en el que están integrados Estados Unidos y Canadá.

Entre los presidentes asistentes se encuentran la argentina Cristina Fernández, el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, la chilena Michelle Bachelet, el cubano Raúl Castro, el venezolano Hugo Chávez y el boliviano Evo Morales.

Al encuentro también asisten la presidenta electa de Costa Rica, Laura Chinchilla, y el mandatario electo chileno, Sebastián Piñera.

El corresponsal de AP en Honduras Freddy Cuevas contribuyó a esta nota.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s