Compañero Lula ¿Es Mauricio Funes de Izquierda?

Sin buscar en su pasado, comprometido o no, entendemos que en Mauricio Funes, el periodista que levantaba polémicas con sus posturas hacia las administraciones del momento, Mauricio Funes siempre mostro esa cualidad tan necesaria que servía de válvula de escape a las frustraciones de la gente, en su mayoría de clase media, los mas pobres de los pobres, no tenían ni tienen televisión.

Se mantuvo actualizado en la búsqueda de aquellas situaciones que los funcionarios trataron de ocultar, el mal manejo de la cosa publica provocando el desgate del partido de gobierno. Con la llegada del año 2001 y bajo la pésima administración de Francisco Flores Pérez, a quien me recuerda mucho el presidente Funes, no solo por su porte físico, sino en la arrogancia y prepotencia. Funes encontró la mejor manera de hacerse valer, denunciando las arbitrariedades y corrupción que se hiso del manejo de la ayuda internacional en los terremotos de enero y febrero de ese año, situación que le valió el ser excluido de la franja publicitaria del gobierno de Flores Pérez.

Funes confronto al poder, se lio contra el monstruo financiero y ataco, ahora no se si por convicción socialista o por resentimiento con los medios que le excluían. Pero se enfrento a ellos y eso le rindió ciertos réditos políticos, al punto de ser mencionado como posible precandidato en la izquierda del FMLN, apoyado por figuras de la talla de Oscar Ortiz. Pero fue tajantemente vetado por Shafick Handal, al no creer que la figura de Mauricio Funes, no levantaría los votos del frente, sino, de su compromiso real con las causas y doctrinas del frente. Así paso a frustrase su participación política, algo sabia Shafick.

En un nuevo escenario, y en plena confusión de identidad dentro del frente, tras la muerte de Handal y el desgaste del gobierno de Saca González,  se decidió por llevar una figura popular y potable para e sector empresarial, al menos aquellos que estaban resentidos con las administraciones excluyentes de arena.

Funes Cartagena se alió con sectores poco tradicionales en la izquierda, se conformo un círculo de amigos que carecían del conocimiento doctrina de la izquierda y se lanzo con la chequera llena de donativos de empresario ligados a las derechas.

Todos sabemos que gano la presidencia, que trato y maquillo hasta donde pudo su verdadera inclinación política disfrazando en una falsa postura de ser el presidente de todos tomando distancia de l partido que le llevo al poder. Recurrió al regaño y descalificación publica de sus ministros, consejeros y asesores que estaban ligados al Frente, ataco las posturas, quizá con mayor eficiencia que las administraciones areneras, al frente en su búsqueda de identidad partidaria.

Ahora con la llegada de Lula, y el mensaje que este trato de llevar a los sectores mas ortodoxos del frente, sobre que no se pueden cambiar las cosas con las manifestaciones y protestas, es cierto, nadie lo refuta, pero Lula desconoce que las posturas de Funes Cartagena, no están muy apegadas a las necesidades de la población, aun de la que votamos por él.

Lula no sabe que la clase media es la mas golpeada con la reforma Fiscal de diciembre del 2009, a seis meses que le elegimos a él. Lula no sabe que desde la presidencia se estableció una campaña para trabajar las necesidades de los mas pobres, excelente, pero parece ser que es para borrar la imagen de la administración Saca  González, mas que para trabajar con el interés necesario para sacarles de ese pésimo estado social. Lula no tiene todos los elementos de juicio para solidarizarse con un nuevo régimen que no busca meter a la cárcel y recobrar los dineros robados por mas de veinte años de las  administraciones areneras que nos causaron tanto dolor y miseria. Esa fue una promesa de campaña.

El respaldo de Lula a Funes, si es en el plano de amistad entre los dos presidentes, que bueno por ellos, pero si es en la búsqueda de la concretización de un verdadero estado de justicia e igualdad social en El Salvador, pues creo que estamos muy distantes de esa postura. Sobre todo cuando Lula hace referencia a la victoria sandinista en los ochentas y la guerra salvadoreña, hay mucha distancia entre los dos hechos históricos.

Sobretodo al ver  la imagen de sorpresa de Funes a la mención de los hechos que plasmaba Lula, mas de sorpresa que identificación. No se cual será la inclinación partidaria de Funes, no se cual es el rumbo que traza su gobierno, pero una cosa es cierta, entre la historia de formación política del compañero Lula con la del “compañero” Funes, no hay líneas que se entrecrucen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s