Jorge Dalton:”La ofensa más grande hecha al poeta Roque Dalton la ha hecho el gobierno”

Entrevista con el cineasta Jorge Dalton, hijo del poeta Roque Dalton (1935-1975).

Por Tomás Andréu / Fotografía Carlos Figueroa

SAN SALVADOR – Sin tapujos, Jorge Dalton no esconde su enojo e indignación por la presencia de Jorge Meléndez, alias Jonás durante la guerra, en el gobierno de Mauricio Funes. La familia Dalton identifica a Meléndez como uno de los principales involucrados en la desaparición del poeta que salió de Cuba en 1973 para incorporarse al grupo insurgente que terminaría eliminándolo: el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).

El cineasta afirma que las denuncias públicas hechas por la familia Dalton, son el resultado de la indiferencia que han recibido de parte del gobierno, en el cual están miembros de la cúpula del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMNL).

“El gobierno de derecha jamás tuvo ningún funcionario relacionado con el crimen de monseñor Romero ni de Roque Dalton” afirma el cineasta Dalton, y añade que “este gobierno sí tiene ese oscuro lunar, el cual nosotros repudiamos y creo que debe ser repudiado por toda la sociedad salvadoreña”.

Jorge, se cumplirán 75 años del nacimiento de Roque Dalton, si la sombra de los asesinos no hubiese llegado, ¿cómo crees que hubiese celebrado tu padre?

Hablar de una persona que esta muerta, lo que pudiese estar haciendo ahora siempre me ha parecido muy difícil de poderlo expresar. Pienso que él seguiría siendo, por su compromiso, un gran poeta, eso es lo único que te puedo decir con seguridad, porque yo conocí quién fue mi padre. No puedo revelar otra cosa nada más que esa seguridad.

Es bastante curioso oírte decir que hubiese sido un gran poeta, en el país se habla mucho de Roque Dalton, pero ¿crees que hay una conciencia en el colectivo salvadoreño sobre quién es Roque Dalton y su obra?

No, realmente todavía no hay un encuentro real con la vida y obra del poeta Roque Dalton porque hay un gran desconocimiento de su pensamiento político y también hay un gran desconocimiento de su obra poética, su obra literaria, toda su vida intensa como intelectual de gran calibre. Yo creo que eso para los salvadoreños es un motivo de orgullo porque en un país tan pequeño como en El Salvador, en una época tan especial como fue en los finales de los 50 y principios de los 60, que un escritor nacido en un país con muchas carencias culturales, económicas, haya dado una figura como Roque Dalton y que haya sido parte de todo ese boom literario-intelectual que se gestó en la década de los 60 junto a Julio Cortázar, Mario Benedetti, Gabriel García Márquez, Vargas Llosa, Goytisolo, Santiago de Melo, Juan Gelman, Eduardo Galeano, Heberto Padilla, todo ese boom de los 60 que surgió, habría que ver cómo estaba el mundo en ese momento, la plena guerra en Vietnam, el movimiento hippie, el mundo estaba en una etapa muy cambiante, el mundo estaba en un momento álgido con la Guerra Fría, la Revolución Cubana acababa de surgir, entonces mi padre inmerso en todo ese boom literario, no pudiese haber sido considerado por parte de todo este grupo si mi padre no tuviera un dominio de la palabra, y un generador de todo un pensamiento.

Pero toda esta dimensión de la cual yo habló, creo que en la gran mayoría de los salvadoreños es desconocido, los políticos por su puesto y en este caso me refiero a la parte de la izquierda, han sido muy ignorantes, lo han alzado muchas veces, bajo conveniencias, lo han alzado como banderas de acuerdo a las conveniencias que ha habido en las diferentes épocas, pero son grandes desconocedores de su obra literaria y la dimensión de lo que es verdaderamente Roque Dalton.

En otras conversaciones te he escuchado decir que a pesar de que existe la obra de Roque Dalton en el país, ha sido desconocida y poco estudiado, pero eso no sucede en Cuba…

No sucede eso en Cuba porque mi padre influenció a varias generaciones de escritores en Cuba y como Cuba era en ese momento como un punto de encuentro muy importante en los años 60 y 70 con el surgimiento de la creación de Casa de las Américas, el surgimiento de instituciones culturales creadas por la revolución y conducidas también por diferentes personalidades de la intelectualidad latinoamericana, entonces mi padre puso en práctica estando en Cuba toda esa experiencia y pudo influenciar a varias generaciones de escritores, incluso me atrevo a decir que su obra contribuyó incluso a  influenciar lo que se llamó posteriormente el movimiento de la nueva trova, porque la nueva trova básicamente proviene de la poesía y también de la música tradicional cubana, entonces mi padre fue muy valorado y conocido en Cuba.

Un ejemplo: mi padre, aún estando vivo, en los planes de Educación en Cuba se leía la obra de Roque Dalton y mucha gente conocía la poesía de Roque Dalton porque estaba impresa en los libros de educación, en la escuela primaria y secundaria. Sin embargo, aquí en El Salvador que yo sepa no está en los planes de educación, ni está el conocimiento. Los cubanos, cuando yo iba a la escuela conocían de Martí, conocían de Vallejo, de Miguel Hernández y conocían de Roque Dalton.  Mi padre también era conocido en Cuba en las calles, tuvo una vida tan intensa en Cuba y por eso es tan querido y tan valorado por los cubanos de la Isla y por los cubanos que están fuera también.

Hablando de la obra y lo político ¿Cómo ves el proceso que surgió de publicar la poesía completa de Roque durante una administración de derecha, pero que luego cambia el escenario político, llega la izquierda y en está izquierda aparece un sospecho del asesinato de Roque Dalton, parece como que tu padre no se salva de las paradojas?

Es cierto, pero yo no le veo tanto el asunto de la derecha o la izquierda en el caso de la publicación. También hubo un interés de varias personas de hacer ver, sin tener ese marcado interés político, porque eso se debió también a varios factores que habían en el gobierno anterior donde no todo el mundo era de derecha, eso es también un gran error decir eso, hay gente que si era de derecha y propició eso, estuvo de acuerdo en impulsar la obra de mi padre a través de estas publicaciones, pero también hubo otros factores y otras personalidades que estaban allí que no eran precisamente de derecha, que habían sido invitados a estar en el gobierno y no por su calidad política, ni nada, sino por su calidad intelectual, por sus meritos como trabajador y su experiencia.

En definitiva en este gobierno de izquierda, que se supone debía de haber una reivindicación y desde el primer día, con relación a mi padre, resulta ser que tenemos dentro de este gobierno a uno de los máximos involucrados en el crimen de mi padre, que es, te lo digo, no tengo una manera más suave de hablar, es la ofensa más grande  que se le haya hecho al poeta Roque Dalton y a la familia del poeta después de 35 años de su asesinato. El gobierno de derecha jamás, que yo recuerde en el gobierno anterior que es el que más yo conozco, no tuvo ningún funcionario relacionado con el crimen de monseñor Romero ni de Roque Dalton. Pero este gobierno sí tiene ese oscuro lunar, el cual nosotros repudiamos y creo que debe ser repudiado por toda la sociedad salvadoreña.

¿Y cómo ves que quien encabeza el gobierno, Mauricio Funes, también cita a Dalton como un referente espiritual?

Supongo que él como Presidente, que yo sepa, es un hombre con un pensamiento de izquierda muy consciente y tiene un conocimiento de quién es realmente Roque Dalton, yo supongo no solamente por ser el Presidente sino también por ser un periodista de mucho prestigio. Esa mención a mi padre, en los discursos, foros internacionales, incluso, lo hace con una conciencia a sabiendas de quién es la figura, de lo que significa, pero no se corresponde eso con esta acción de nombrar a una figura estrechamente vinculada con el crimen de Roque Dalton.

No sé quién está detrás de ese nombramiento, no sé, pero nosotros como familia estamos pidiéndole al gobierno una explicación, esa es nuestra demanda, una explicación de cómo es posible semejante acto de injusticia. Porque el nombramiento de Jorge Meléndez se inscribe también en el acto de injusticias que se han venido cometiendo contra el poeta Roque Dalton y quiero reiterar que este nombramiento constituye una bofetada a las aspiraciones de justicia del pueblo salvadoreño.

Con la llegada de este nuevo gobierno y este nombramiento, nosotros como familia vemos que nunca antes se había alejado más la posibilidad del esclarecimiento de la verdad como ahora, porque esto es una actitud de rechazo a no querer reconocer la verdad de qué fue lo que pasó con el poeta Roque Dalton. Nosotros estamos realmente indignados y nuestra familia hace pública su posición, porque es en este gobierno verdaderamente, que nosotros en un principio llamamos incoherencia, pero a partir de nuestro pronunciamiento el gobierno tiene dos caminos: rectificar y despedir a Jorge Meléndez, dar esa explicación pública que no solamente la necesitamos nosotros sino la necesita el pueblo salvadoreño y ayudar al esclarecimiento de la verdad, o si no, tiene el otro camino: aliarse y ser cómplice de uno de los involucrados en el crimen de mi padre y por lo tanto se hundirá más en el lodo y en el fango.

¿Ustedes cómo familia tienen una perspectiva de lo que pueda suceder luego del pronunciamiento?

No me hago muchas ilusiones, no me hago muchas ilusiones porque hemos sido testigos durante estos 35 años qué lejos de esclarecerse se ha oscurecido mucho más la búsqueda de la verdad, o sea no tengo ninguna esperanza, ni ninguna ilusión de que vaya haber algo verdaderamente positivo, ojala que sí. Haciendo un llamado a la inteligencia del Presidente, haciendo un llamado a las personas honorables dentro del partido del FMLN, que considero hay gente honorable, haciendo un llamado a la gente honorable y a la inteligencia de los salvadoreños, como sociedad, de que este asunto se pueda encaminar de una vez por todas, de que el caso de mi padre pueda ayudar incluso al esclarecimiento de las víctimas anónimas de otros casos que ha habido. El caso de monseñor Romero, los mártires de la UCA y Roque Dalton, son crímenes emblemáticos porque eran personalidades conocidas con una dimensión internacional pero también estoy pensando en las víctimas anónimas que han habido, que no han sido resarcidas, que no ha habido ninguna respuesta para esas víctimas, ni del bando de la parte de los rebeldes, ni el otro bando.

Porque yo considero que también el FMLN cometió arbitrariedades y también cometió crímenes que los tiene ocultos y tiene que responder ante la sociedad de la misma manera que los militares tienen esos pecados. Yo considero también que esto viene de mucho más atrás, esto es un momento muy complejo, pero incluso nuestro reclamo, no al gobierno sólo sino al partido FMLN, es justo por la sencilla razón que cuando se conformó el FMLN dirigentes que aún son protagonistas de la escena política actual, sabían que Joaquín Villalobos había sido el máximo responsable de la muerte de mi padre junto a Alejandro Rivas Mira, lo sabían.

Muchas de las reuniones previas antes de conformarse el FMLN se dieron en Cuba y se dieron en Managua. La inteligencia cubana sabia que Joaquín Villalobos era uno de los máximos directos responsables, lo sabía la inteligencia nicaragüense y lo sabían los dirigentes de la guerrilla que llegaron a conformar la Comandancia General del FMLN, no todos, pero algunos sí lo sabían, tenían conciencia de eso y sin embargo, incluso, no se firmaba la unidad, porque el punto del asesinato de mi padre por parte del ERP no estaba resuelto, al final se pusieron de acuerdo y firmaron el acuerdo de conformar el FMLN.

Cuando se dieron los Acuerdos de Paz,  incluso Joaquín Villalobos reconociendo públicamente que él tenía que ver directamente con el crimen, que está probado con la entrevista que mi hermano (Juan José) le hizo, está probado cuando él (Villalobos) se pronunció públicamente que iba a entregar el cadáver, en ese momento el FMLN ya como partido no fue capaz de crear ni siquiera una comisión para esclarecer los hechos. Nunca se nos han acercado a nosotros bajo ningún concepto para revelarnos el interés de que están dispuestos a ayudar a esclarecer los hechos. Entonces todos estos antecedente, y yo no puedo concebir y no me cabe en la cabeza que los dirigentes del FMLN, la gente que conformó todo el proceso para que este gobierno llegara al poder, no entiendo cómo pasaron por encima de todos estos antecedentes e incluso antes de conformarse todo este proceso de llevar la izquierda al poder, la alcaldía de San Salvador en manos del FMLN, nombró a Jorge Meléndez como concejal sabiendo perfectamente que Jorge Meléndez era parte de la dirección del ERP y directamente involucrado en el crimen de mi padre. Luego cuando se armó todo este proceso y se nombró a Jorge Meléndez, todo esto que arranca desde la constitución del FMLN, no entiendo cómo no lo sabían, no me vengan a decir que no sabían que Jorge Meléndez era un hombre involucrado en semejante hecho, en uno de los crímenes tan emblemáticos como el de monseñor Romero y como el crimen de los jesuitas, yo no entiendo como el presidente Mauricio Funes no lo sabía, no entiendo.  Desde que fue nombrado nosotros Juan José Dalton y yo hemos enviado un sin número de mensajes al gobierno con los más allegados colaboradores del presidente Funes y hasta el día de hoy no hemos recibido la más mínima señal que hay interés en escuchar a la familia Dalton en su genuino reclamo de justicia, no lo ha habido.

¿Cuál será entonces el accionar ahora que se han pronunciado, si decís que no hay esperanza?

No sé. En estos momentos nosotros hemos estado de acuerdo como familia en hacer un pronunciamiento público en relación a eso, vendrán otras reacciones, otras acciones que nosotros como familia vamos hacer pero no te lo sabría decir ahora en este momento. Es pronunciamiento lo haremos público no solamente aquí en El Salvador haremos un llamado a todos los amigos de mi padre, a la intelectualidad latinoamericana, al mundo, de dar a conocer de que el gobierno salvadoreño, este gobierno democrático ha cometido un acto de injusticia de niveles verdaderamente incalculables.

Parece ser que cada vez la historia o el tiempo va empujando a dos responsables y ya no hay para donde hacerse, los responsables tienen nombre y apellido.

Exactamente, quisiera aprovechar para dejar muy bien claro esto.  Los asesinos de mi padre y la gente responsable, no solamente del crimen sino de la desaparición del cadáver y de los responsables de armar una campaña de desprestigio contra el poeta Roque Dalton, los responsables de Armando Arteaga, que fue un salvadoreño que también fue ejecutado conjuntamente con mi padre, los responsables de las torturas psicológicas y físicas que mi padre y Armando Arteaga sufrieron durante su cautiverio, tienen nombre y apellido y se llaman Joaquín Villalobos, Alejandro Rivas Mira y Jorge Meléndez, esas tres personas son las que sobreviven y son las máximas responsables en vida de lo que sucedió y los que pudieran esclarecer lo que verdaderamente sucedió. Yo creo que Jorge Meléndez, en este caso, tiene una gran oportunidad histórica con su pueblo, con la familia del poeta, una gran oportunidad de esclarecer los hechos de una vez y para siempre.

Quiero dejar claro que el Ejercito Revolucionario del Pueblo, como organización donde militaron también muchas personas que decidieron el camino de las armas para poder cambiar el destino de este país, no son culpables, no son culpables todos de ese vil asesinato, quiero dejar muy bien  claro eso. Siempre se han escudado en eso que el Ejercito Revolucionario del Pueblo son los responsables totales, eso no es así, porque eso sería muy injusto de querer acusar a todos por igual y eso no es así. Los asesinos incluso se han sentido más cómodos con ese señalamiento. Le llamo crímenes porque no he querido utilizar el término que utilizó Joaquín Villalobos de que fue un error.  Yo no acepto y volviendo al caso actual, ni mi familia acepta que la designación de Jorge Meléndez sea un error, porque el término error ha sido el término con el que la izquierda ha escondido históricamente los crímenes de lesa humanidad que se han cometido a lo largo de la historia.

Cuando mencionas error, hay alguien del FMLN o del Gobierno que ha dicho eso, no sabíamos que era participe de…

No sé, pero es que puede, yo no sé que es lo que va a pasar después de nuestras acciones públicas

¿Qué es lo mínimo que esperarías del partido en el gobierno FMLN y del presidente Funes?

Esperaría todas esas demandas que nosotros les vamos a presentar, incluso esperaría que si es bien nuestra exigencia, se pueda incluso armar una comisión para el esclarecimiento de la verdad, así como se han hecho, se han dado algunos pasos por poner el nombre y la figura de monseñor Romero en el lugar que se merece, que me parece positivo, yo soy el primero en apoyar eso, yo he sido el primero en acompañar este gobierno, no me he ocultado, yo corrí riesgos también acompañando este proceso de llevar la izquierda al poder.  Yo con todo esto que he dicho no quiere decir que yo sea de un pensamiento de derecha, es que no se trata de eso, pero yo espero que nuestras exigencias y nuestras demandas sean cumplidas. Tienen dos caminos, reconocer y hacer lo que hay que hacer por Roque Dalton o hundirse en el lodo siendo cómplice de la gente que esta directamente involucrada en el crimen. En definitiva, eso no lo voy a decir yo, eso es lo que la sociedad salvadoreña va a exigirles también, el resto del mundo también los va a cuestionar.

¿Lo mínimo y lo primero sería la remoción de Jorge Meléndez?

Bueno eso es una cosa que nosotros estamos pidiendo de primer momento, pero no basta con eso, pero si eso hubiera sido el punto ya lo hubieran hecho o nunca la hubieran nombrado. Ahí hay más cosas de peso y fondo, hay gente que está detrás, no sé quien esta detrás y delante de Jorge Meléndez y cuáles son los intereses, cuáles son los favores políticos, hasta donde llegan esos compromisos, esos lo tendrá que explicar el gobierno, nosotros no.

Hemos hablado del perdón, de los jesuitas, de monseñor Romero, pero en el caso Dalton, sucede algo un poco complejo y paradójico, porque en un escenario nuevo aparece la figura de Jorge Meléndez…

Para nosotros como familia no es un escenario tan nuevo, con todos esos antecedentes. Nosotros como familia hemos tenido que sufrir esa cadena de ocultamientos sobre el caso que ha trascendido hasta las fronteras. Pero en este caso del FMLN y del gobierno de Mauricio Funes, el nombramiento de este personaje cobra otra dimensión.  Si este gobierno es democrático y haciendo un llamado a las personas honorables que hay en el gobierno, que no tengo la menor duda que sí existen, se pone a prueba, en este caso nosotros como familia no hemos recibido el más mínimo interés de parte del FMLN antes de llegar al poder de la más mínima colaboración con el esclarecimiento de los hechos, ni siquiera fueron capaces de nombrar una comisión, incluso en el tiempo que se podía, que era en el tiempo que Joaquín Villalobos estando aquí reconoce su culpabilidad, había un ambiente propicio para que el FMLN lo hiciera y no lo hizo.  Incluso todo eso que pasó alrededor de Joaquín Villalobos y su grupo en los primeros años de paz, motivó que Joaquín Villalobos se convirtiera en el personaje que se ha convertido.

Es vergonzoso que el presidente Felipe Calderón, de México, haya designado a Joaquín Villalobos como asesor de la lucha contra el narcotráfico, teniendo de asesor a un personaje que tiene pendiente aquí un crimen y otros crímenes también, fue vergonzoso saber que Francisco Flores lo tuvo como asesor a él y al grupo de Joaquín Villalobos.

Se han acercado a ustedes a gente que perteneció al ERP que diga que se está manchando la lucha…

Yo creo que hay un sentimiento de parte de algunos ex militantes del ERP que dieron su vida por este país, sacrificaron mucho por este país también en ese conflicto armado que merecen también ser escuchados y tienen el derecho a expresar su verdad y tienen el derecho a ser indicados como seres humanos que escogieron el camino de las armas como el único camino para resolver los problemas, se unieron a esa organización confiando en sus dirigentes, confiando en el liderazgo de sus dirigentes que después ellos mismos como militantes se dieron cuenta que eran dirigentes que los habían frustrado. Entonces después de muchos años estas personas que estuvieron dentro del ERP también tienen muchas cosas que decir y son los primeros en decir que los asesinos de Roque y Armando Arteaga tienen nombre y apellido. Entonces ellos tienen derecho a ser escuchados, ellos también han sido víctimas de todo un silencio, de todo ese pacto de silencio, siniestro que ha habido dentro de la izquierda.

¿Tienen ya acompañamiento nacional e internacional?

También estaba que el gobierno a través de la Secretaría de la Cultura decretó el año de Roque Dalton, una serie de actividades que se habían hecho tanto en el país como fuera del país, y de pronto al estar cerca la fecha de la conmemoración de todo eso, no nos ha quedado más remedio, teniendo en cuenta que no hemos recibido el más mínimo mensaje. Entonces nosotros hemos decidido actuar y a partir de ahora veremos como será ese acompañamiento, haremos saber nuestra posición. Bastante pasivos hemos sido hasta ahora mi hermano y yo, mi madre, en esperar todo este tiempo de sufrimiento, de humillación, porque no puedo decir otra cosa, tanto mi hermano, yo, mi mamá y mi hermano muerto Roquito, Roque Dalton, hemos sido humillados durante todo este tiempo y nos sentimos verdaderamente heridos y sentimos verdaderamente que no nos queda otra actitud, de dignidad y de reclamo de justicia de la manera más enérgica, cueste lo que cueste.

Has mencionado algo muy importante y es algo que quería dejar para el final, y es sobre Roquito, tu otro hermano. ¿Podrías hablarme un poco de él, cómo era y cuando fue la última vez que lo viste?

Mi hermano Roque era un muchacho muy romántico, era nuestro hermano mayor y por lo tanto fue el que más cerca estuvo de mi padre, tal vez en pensamiento porque pudo llegar a comprender mucho más rápido el mundo de mi padre. Tenía muy marcado el compromiso, desde muy joven, de regresar a El Salvador y brindar su aporte en el caso que hubiese un desenlace armado en el país, yo creo que ese era el pensamiento de mucha gente que había optado por la guerra de guerrillas en América Latina y todo eso que se habló mucho. Mi hermano es un poco el resultado de todo eso y cuando se dio la oportunidad de regresar al país él vino con esa intención, igual que mi hermano Juan José, yo creo que los dos hasta cierto punto compartieron todas esas ideas y que muy rápidamente se vieron involucrados en el conflicto armado de una manera muy directa.

También en relación a mi hermano Roque, hay un hálito de incertidumbre, porque también está desaparecido, sabemos que desapareció en la montaña, producto de una intervención del ejército salvadoreño, se hacían muchas intervenciones, incursiones armadas y bueno en combate en una circunstancia de un combate muy fuerte desapareció, mi hermano Juan José fue el último que lo vio. Yo la última vez que vi a mi hermano Roquito fue allá en Cuba, en la despedida, yéndose, pero para nosotros y yo que era mucho más joven, todo eso era la revolución y todo eso era visto de una manera muy romántico y no se veía o pensaba tanto en los peligros que pudiesen correr o las presiones que podían haber.  Entonces ese nivel de detalle de cómo fue su vida, su corta vida aquí en El Salvador, en una selva, pues no las conozco, mi hermano Juan José es quien más tiene conocimiento de lo que fue esa realidad, porque él estuvo directamente involucrado. El caso de mi hermano Roque es una cuota más de parte de nuestra familia en todo este conflicto que hemos tenido en El Salvador y que también es una herida muy profunda que llevamos todos dentro de nuestra familia, porque no sabemos a dónde fue a parar su cadáver, no hemos tenido esa oportunidad de ponerle una flor,  no sabemos donde se quedó, entonces esa sensación que tenemos tanto con mi hermano Roque como con mi padre Roque Dalton, que no sabemos dónde están sus cadáveres es una sensación muy terrible que solo los familiares de personas desaparecidas podemos sentir muy profundamente, es un sentimiento y una sensación que no te la puedo describir, eso esta esparcido en todo el continente americano, todas las personas que tienen personas desaparecidas, creo que  estamos hermanados en ese dolor a lo largo y ancho de este continente.

En mayo, paradójicamente es cuando nace Roque Dalton y cuando lo asesinan, ¿cuál es tu reflexión en mayo sobre tu papá, qué sensaciones o qué te brinda mayo cuando se acercan estas fechas?

Es un mes sumamente doloroso, porque mientras no haya un esclarecimiento una conclusión del caso de mi padre, por muchos actos por reivindicar su nombre, muchos actos por llegar a conocer su poesía, conocer su legado, no será del todo, ¿cómo decirte? No estaremos conformes mientras esa oscuridad y esa herida profunda que existe alrededor del caso, esas circunstancias oscuras en que se dio su asesinato y teniendo en cuenta todos estos antecedente injustos que ha habido alrededor de eso, seguirá siendo un mes, para nosotros como familia, un mes sumamente triste e injusto, es muy injusto.

En un principio estuvimos muy de acuerdo con todas las cosas que la Secretaría de Cultura, lo que el mismo gobierno iba a hacer para con mi padre, “el año Roque Dalton”, que más agradecimiento, tenemos muchos deseos que la sociedad sea partícipe de todo eso, los artistas, los intelectuales, el pueblo en general tenga más acceso a la figura, más en un gobierno como este, pero como yo digo, aquí en este pronunciamiento “nunca antes estuvo más lejos que ahora, con todo esto que estamos viendo”.

¿Cuál sería tu llamado aquí a nivel local, a la intelectualidad, a los artistas, a aquellos que abanderan proyectos en nombre de Roque Dalton, La Cátedra Libre de Roque Dalton, el Turno del Ofendido, qué esperarías?

Yo creo que yo no debo exigirle a nadie nada, sí, nosotros vamos hacer un llamado general, exponer cuán grave son los hechos, pero yo creo que yo no deba exigirle a nadie absolutamente nada, yo creo que de la misma manera que toda esta gente que has mencionado ha tenido una constancia en homenajear a mi padre y considerar a mi padre como un hijo genuino de este pueblo, como un hijo genuino de las artes y la cultura de este país, yo me imagino que ellos harán también lo suyo.

Anuncios

Un comentario en “Jorge Dalton:”La ofensa más grande hecha al poeta Roque Dalton la ha hecho el gobierno”

  1. YO CREO Q SE ILVIDAN Q DABUISSON ERA ORESIDENTE DE LA ASAMBLEA Y TIENE MONUMENTOS Y JONAS FUE ANTES DIPUTADO YO CREO Q HOSTIGAR A JONAS ES POR Q ES EL UNICO Q ESTA EN EL PAIS Y FERMAN Y VILLALOBO Y GUADALUPE MARTINEZ Q PASA .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s