Propuesta para modificar la calidad de vida en los municipios, entrevista con Ramón Villalta

“Los gobiernos municipales ganan con menos del 50% de los votos y la población no se siente representada”

El titular del Movimiento para el Desarrollo Solidario asegura que los concejos municipales plurales son vitales para fortalecer la democracia, profundizar en la transparencia y elevar el nivel de la calidad de vida de los ciudadanos.

¿A qué se refiere con concejos municipales plurales?

Básicamente la pluralidad implica la presencia de más de un partido político en un concejo municipal. Los gobiernos municipales se ganan con menos del 50% de los votos, es por ello que la población no se siente representada.

Pero actualmente hay coaliciones entre partidos

Sí, no tenemos registrados cuántos municipios funcionan así, pero no existen porque esté plasmado en una reforma electoral, es necesario que se dé la reforma, ya que con la presencia de más de un partido político en los concejos municipales se fortalece la democracia, se garantiza la transparencia porque hay más control de cómo se utilizan los recursos en las gestiones y de esa forma se eleva la calidad de vida.

Pero esa iniciativa, como ustedes dicen que empezó en 1994, cuando Armando Calderón Sol y Rubén Zamora, ambos candidatos a la presidencia, firmaron un pacto de reforma al sistema electoral debido a fallas en el mismo, no ha avanzado

Como se ha mantenido por 16 o 17 años, como hemos dicho no es una iniciativa nueva, tiene 17 años de estar en discusión, como toda la reforma electoral. En El Salvador, todos los temas orientados a reformar la reforma política electoral han sido temas que vienen de hace años y se han identificado a la luz de los resultados de las elecciones y los procesos electorales de cómo han funcionado.

Creemos que El Salvador está en un proceso de cambio y la presión por fortalecer la democracia se siente cada vez más y existe ahora un profundo debate que orientan a modernizar y democratizar el sistema electoral.

¿Ante esto, cree que hay madurez política para avanzar con esta iniciativa?

Hay que tomar en cuenta que El Salvador no ha tenido vivencia democrática y ha vivido una cultura política del autoritarismo, se ha excluido a la ciudadanía del ejercicio político, por lo que es necesario cambiar patrones de cultura política, pero no vamos a negar que hay ciertos niveles de avances en materia de cultura política, pero se tiene que fomentar la cultura del entendimiento

¿Ve interés en los partidos políticos de hacerlo?

Hay debate, no hay manifestación de rechazo, lo hemos encontrado en ARENA, en el FMLN, en GANA, en el PCN es donde hemos encontrado un poco más de resistencia, lo indicado sería obtener un respaldo de todos los partidos políticos

¿Qué tanto interés, porque pueden decir que lo estudiarán y pasar así muchos años?

Como dije no es una iniciativa nueva, pero hay señales de interés, como que ahora el tema está en discusión. También es importante tomar en cuenta el surgimiento de las sanciones de la Corte Suprema de Justicia como una nueva forma de actuar de otras entidades del Estado que anteriormente no lo habían hecho viene a abonar a esta ola de debate que hay y que obliga cada vez más a que la Asamblea tenga que pronunciarse y tomar decisiones.

 

¿Pero entonces no es interés de los partidos políticos, sino que tiene que venir otro órgano a sentarlos en la silla, por decirlo así?

Vaya, ahora la posibilidad que hayan candidaturas independientes no es voluntad, por sí misma, de la Asamblea, es una obligación que tiene que cumplir para que esto pueda proceder, es decir cada vez más la obligatoriedad de avanzar en la reforma se viene generando, por lo tanto creemos que en alguna medida ese interés se combina con la obligatoriedad que se está generando mediante mecanismos de carácter legal y si asiste a esto una presión de la sociedad civil se puede generar un ambiente más favorable para poder avanzar en esto, entonces esta reforma no depende solo del poco o gran interés que puedan tener los partidos políticos, sino que en buena medida depende de ese interés, pero también depende de las actuaciones de las otras instituciones del Estado y de la actuación de las organizaciones de la sociedad civil tengan.

 

Cree que la falta de actuación de los partidos políticos en esta reforma es por miedo a perder el poder o falta de conocimiento al respecto

El Salvador no ha tenido una vocación democrática, no ha tenido una tradición democrática, ha estado determinado por las características propias de una cultura política autoritaria en la que se ha creído que la política es un espacio propio de los políticos, que los ciudadanos solo sirven para ejercer el voto, pero no para ejercer algún tipo de control, ni de poder participar en nada que tenga que ver con gestión pública, una autoexclusión de la ciudadanía de abandonar el espacio público. La democracia exige el desarrollo de gestiones públicas mucho más plurales, precisamente nuestra Constitución así lo establece, nuestro sistema de gobierno es representativo y es plural, pero ese principio en la medida que prevalecen estos rasgos de autoritarismo no puede avanzar a un ejercicio efectivo de pluralidad política, sí creemos que se generan algunas condiciones

 

Una de esas condiciones sería que los alcaldes y sus concejales tengan el conocimiento necesario para respaldar una reforma de este tipo, ¿no se tiene ese conocimiento?

Esto exige procesos de cambio de cultura política y por tanto procesos de formación, de educación, de sensibilización y de involucramiento de los actores en el desarrollo de nuevos mecanismos concretos y prácticos de democracia, abrir gestión pública al acceso y a la información para que el ciudadano conozca como se gestiona el municipio son prácticas elementales. La democracia no solo se construye en las aulas, sino en la práctica misma

 

Pero ese es un trabajo que tienen que realizar los partidos políticos desde las bases

Por supuesto, implica procesos de cambio, de transformación de los partidos, lo que implica reformas que orienten el desarrollo de los partidos políticos como verdaderas instituciones políticas que no solo buscan el acceso al poder, sino que buscan representar adecuadamente los intereses de los grupos que dicen representar, pero que también buscan generan conciencia cívica, nuevos cuadros, líderes, liderazgo político, cosa que no tenemos en nuestros partidos políticos. Efectivamente los cambios son a largo plazo, pero los cambios hay que iniciarlos y ahora creemos que hay condiciones para ello.

 

En todo esto hay tres términos que dan vuelta, interés político, voluntad política y madurez política, si no se tienen no podemos avanzar

Sí, obviamente necesitamos un proceso de transformación profunda, no solo en materia electoral, necesitamos fortalecer la capacidad de la institucionalidad de gobierno y del Estado en general. Hay que respaldar a la Corte Suprema de Justicia con la labor que está realizando ahora, nunca antes habíamos tenido una institución de esta naturaleza como ahora y creemos que estos cambios están provocando reacciones, no solo en el mundo político, sino en distintos sectores, porque no hemos estado acostumbrados a ver una Corte actuando de manera independiente. A mí me puede gustar o no la resolución, pero si lo hace sin la presión de otro ente del Estado o determinado por los intereses de los partidos políticos, quiere decir que esa es la institucionalidad a la que debemos de apostar a desarrollar.

 

¿Y cómo ve la actuación de la Asamblea Legislativa?

Si tuviéramos una Asamblea Legislativa que verdaderamente legislara sobre la base del interés del bien común y no solamente sobre la base del interés de los partidos políticos o de grupos de interés de su partido, tuviéramos una Asamblea distinta. Debemos de aspirar a ir avanzando en ese sentido y obviamente la institucionalidad debe mejorarse para que el ciudadano reciba mejores servicios y que eso le signifique cambios en la calidad de vida. Es decir la reforma política de la que hablamos no es tan simple que busca nada más transformar esa condición de democracia, es que busca mejorar la calidad de las instituciones y eso tiene que ver con elevar la calidad de vida de las personas, estamos hablando del desarrollo social, económico, ambiental, cultural del país, por tanto de los municipios, pero repito no son cambios fáciles, pero cada vez más estos cambios se convierten en exigencias y casi obligaciones que los partidos tienen que ir asumiendo y adaptando. La historia está avanzando, la historia está caminando y los partidos políticos si no se suman al tren de la presión que la historia está haciendo ahora terminarán quedándose y serán los resultados electorales mismos los que irán eliminando a los partidos políticos que no se comprometan con hacer avanzar, porque la ciudadanía cada vez está elevando más su nivel de cultura política.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s