Amenazas cumplidas! El Tea Party bajo la lupa

El comité de apoyo a Sarah Palin señaló con una diana a 20 congresistas demócratas.

 

El controvertido mapa del comité de apoyo a Sarah Palin.

Desde todas las instancias políticas y policiales estadounidenses se llamaba ayer a la calma y la contención de especulaciones sobre las posibles motivaciones tras el tiroteo en Tucson. Sin embargo, nada podía evitar que ciudadanos y analistas apuntaran a la realidad de los últimos años, cuando EEUU ha sufrido una radicalización en el discurso público, sobre todo con el apogeo de movimientos ultras como el Tea Party, y una polarización entre conservadores y progresistas.

Poco después de que empezara a extenderse la noticia del tiroteo, periodistas y blogeros recuperaron un controvertido mapa político que el Comité de Acción Política de Sarah Palin colgó tras la aprobación de la ley de reforma sanitaria. En ese mapa se habían identificado a 20 congresistas demócratas que dieron su voto a la ley, incluyendo Gabrielle Giffords, tiroteada ayer. Estaban en distritos que en alguna ocasión habían votado por los republicanos y se instaba a recuperarlos para los conservadores en las elecciones de noviembre.

No habría tenido más relevancia si en ese mapa de EEUU los distritos que se pretendía recuperar no hubieran estado marcados con puntos de mira como los que usan los rifles para apuntar a una diana. O si tras la aprobación de la ley no se hubieran transformado en ataques vandálicos contra oficinas de congresistas demócratas (incluyendo la de Giffords) lo que habían sido meses de amenazas y de violencia semántica.

Ayer mismo el polémico mapa desapareció de su web original y Sarah Palin colgó en su página en Facebook un mensaje de condolencia para la familia de Giffords y de las otras víctimas: «Rezamos por las víctimas y sus familias y por paz y justicia».

No fue suficiente para que muchos denunciaran ayer a los conservadores y, sobre todo, a los líderes y seguidores del radical Tea Party por alentar la violencia. Redes sociales como Twitter eran un hervidero recuperando declaraciones y documentos donde se confirma la peligrosa incitación a la violencia que ha rodeado a los republicanos.

«Dispara una M16»

Un periodista de The Atlantic, por ejemplo, recuperó un anuncio publicado en Arizona en junio en el que se leía: «Pon la victoria en la diana para noviembre. Ayuda a sacar a Gabrielle Giffords de su cargo. Dispara una M16 automática para Jesse Kelly (el rival del Tea Party al que Giffords acabó imponiéndose y que aparecía junto al texto con ropa militar y un arma).

La propia Giffords había declarado después de que se lanzara un ladrillo contra su oficina y refiriéndose al mapa de Palin: «Cuando la gente hace cosas como esa tienen que saber que hay consecuencias». Al ser preguntado ayer sobre si tenía enemigos, su padre respondió: «Sí, todo el Tea Party».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s