Día de La Tierra

Dos gases de efecto invernadero aumentaron su presencia en la atmósfera

reuters_20071009-071600-450x320
(OTR/PRESS)
Dos de los dos gases de efecto invernadero, a los que se achaca el cambio climático, aumentaron su concentración en la atmósfera en 2008, a pesar de la crisis económica.

La concentración de dióxido de carbono se situó el año pasado en 386 partes por millón (ppm), cifra muy superior a las 280 ppm antes de la Revolución Industrial del siglo XIX, y que supone 2,1 ppm más que en 2007.

El aumento fue en todo caso menor en 2007, en que fue de 2,2 ppm. En cantidades totales, el CO2 aumentó en 16.000 millones de toneladas y el metano en 12.000 millones de toneladas. Este segundo gas, a pesar de ser 25 veces más potente que el CO2, tiene una concentración en la atmósfera muy inferior. Alcanza las 1.788 por mil millones de moléculas de aire, y el año pasado aumentó en 4,4 moléculas por mil millones. Su impacto es cerca de la mitad del efecto del CO2.

Los niveles de CO2 han experimentado un crecimiento medio anual del 2 por ciento desde la época preindustrial, doblándose cada 31 años. Los niveles también aumentaron durante la década de los 70, cuando las emisiones de combustibles fósiles cayeron por la crisis del petróleo. Sí se registró una caída de los niveles de CO2 tras la Gran Depresión, entre 1930 y 1936, y de nuevo en la década de los 40, que los investigadores achacan a la Segunda Guerra Mundial.

Estas son algunas de las conclusiones a las que han llegado científicos de la National Oceanic and Atmosferic Administration (NOAA) de Estados Unidos, recopilados a través de datos de 60 enclaves en todo el planeta. El estudio ha sido publicado el mes pasado por la Atmosferic Environment. El declive económico, que supone un descenso de las actividades que dependen del uso de combustibles fósiles, no ha evitado que aumente la concentración. “Sólo reduciendo nuestra dependencia de estos combustibles e incrementando la producción de fuentes de energías renovables comenzaremos a ver mejoras y a reducir los efectos del cambio climático”, ha asegurado Peter Tans, uno de los responsables de la investigación.

LAS ERUPCIONES VOLCÁNICAS DETIENEN EL CO2

Los incrementos de ambos gases en 2008 fueron ligeramente inferiores en 2008 respecto al año anterior, pero los científicos consideran que se debe a las fluctuaciones provocadas por cambios naturales. Además, las grandes erupciones volcánicas registradas en el Monte Agung (Indosnesia) en 1963 y en el Pinatubo (Filipinas) en 1991 ralentizaron el crecimiento de CO2 durante muchos años. Las emisiones volcánicas enfrían la baja atmósfera y dispersan los rayos del Sol, lo que reduce la emisión de dióxido de carbono por parte de las plantas.

Otro de los autores del estudio ha asegurado que “el crecimiento del CO2 atmosférico se explica mejor por el patrón de crecimiento de población”. Según ha señalado, “ambos fenómenos han ido paralelos el uno del otro durante el pasado siglo. Una brecha en esta relación sería un signo claro de progreso en la inevitable necesidad de limitar los gases de efecto invernadero”.

Galería

Ap5036696.jpg PEK03_CARBON-CITIES_0323_11.jpg Afp5039353.jpg MGA03_NICARAGUA-_0419_11.jpg Ap5094513.jpg Ap5094506.jpg Ap5038325.jpg Ap5036798.jpg LAB03_VOLCANO-ALASKA-_0330_11.jpg

Detalles del contenido:

Ingresado: Miércoles, Abril 22nd, 2009
Ingresado en: Efecto invernadero, Noticias
Subscribir: RSS 2.0
Comentario: No Responses

Contenido reciente:

Soluciones domésticas para reducir la emisión de CO2

contaminacion-05-2

Algunas de las soluciones que se pueden aplicar para controlar la producción de CO2, siempre que sea posible, son:

  • Cambiar las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo (compactas fluorescentes, o LED’s). Las CFL, consumen 60% menos electricidad que una bombilla tradicional, con lo que este cambio reduciría la emisión de dióxido de carbono en 140 kilos al año.
  • * Poner el termostato con dos grados menos en invierno y dos grados más en verano. Ajustando la calefacción y el aire acondicionado se podrían ahorrar unos 900 kilos de dióxido de carbono al año.
  • Evitar el uso del agua caliente. Se puede usar menos agua caliente instalando una ducha-teléfono de baja presión y lavando la ropa con agua fría o tibia.
  • Utilizar un colgador/tendedero en vez de una secadora de ropa. Si se seca la ropa al aire libre la mitad del año, se reduce en 320 kilos la emisión de dióxido de carbono al año.
  • Comprar productos de papel reciclado. La fabricación de papel reciclado consume entre 70% y 90% menos energía y evita que continúe la deforestación mundial.
  • Comprar alimentos frescos. Producir comida congelada consume 10 veces más energía.
  • Evitar comprar productos envasados. Si se reduce en un 10% la basura personal se puede ahorrar 540 kilos de dióxido de carbono al año.
  • Utilizar menos los aparatos eléctricos; al menos, los encaminados exclusivamente al ocio. Desconectar los aparatos de radio, televisión, juegos, etc. a los que no se esté prestando atención en ese momento.
  • Elegir un vehículo de menor consumo. Un vehículo nuevo puede ahorrar 1.360 kilos de dióxido de carbono al año si este rinde dos kilómetros más por litro de combustible (lo mejor sería comprar un vehículo híbrido o con biocombustible).
contaminacion-041

Las calles de San Salvador llenas del humo de los automóviles en las horas pico

  • Conducir de forma eficiente: utilizando la marcha adecuada a la velocidad, no frenar ni acelerar bruscamente, y en general intentar mantener el número de revoluciones del motor tan bajo como sea posible.
  • Evitar circular en horas punta.
  • Usar menos el automóvil. Caminar, ir en bicicleta, compartir el vehículo y usar el transporte público. Reducir el uso del vehículo propio en 15 kilómetros semanales evita emitir 230 kilos de dióxido de carbono al año.
  • Elegir una vivienda cerca del centro de trabajo o de educación de nuestros hijos.
  • No viajar frecuentemente ni lejos por puro placer. Desde hace unos 20 años el hábito de viajar en avión se ha extendido de tal forma, y en ocasiones a precios tan bajos, que las emisiones de gases debidas a los aviones se han incrementado en más de un 200%.
  • Revisar frecuentemente los neumáticos. Una presión correcta de los neumáticos mejora la tasa de consumo de combustible en hasta un 3%. Cada litro de gasolina ahorrado evita la emisión de tres kilos de dióxido de carbono.
  • Plantar árboles. Una hectárea de árboles, elimina a lo largo de un año, la misma cantidad de dióxido de carbono que producen cuatro familias en ese mismo tiempo. Un solo árbol elimina una tonelada de dióxido de carbono a lo largo de su vida.
Anuncios

Un comentario en “Día de La Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s