Muere Adolfo Tórres

El Ministerio Público maneja el suicidio como principal hipótesis en la muerte del ex dirigente de ARENA. Algunos allegados aseguran que, semanas previas a su muerte, Tórrez les confesó que temía que lo mataran.

Daniel Valencia, Rodrigo Baires, Carlos Martínez y Carlos Dada

Actualizada el 02 de junio de 2009 – 05:50 p.m. – El Faro

Enviar Imprimir

La Fiscalía General de la República dio a conocer este martes por la tarde su principal hipótesis sobre la muerte del ex dirigente de ARENA Adolfo Tórrez: suicidio. Un presunto suicidio ocurrido en la madrugada de este martes 2 de junio a 50 metros de su casa de habitación, ubicada en la colonia Santa Elena, Antiguo Cuscatlán.

El Ministerio Público aún no cuenta con la prueba técnica científica ni con los peritajes requeridos, pero basa su hipótesis con la prueba testimonial de las últimas personas que estuvieron cerca del ex dirigente político momentos antes de su muerte. La FGR reveló que cuenta ya con el testimonio de un “cercano familiar” que escuchó y vio cuando Tórrez se disparó a sí mismo.

“Las circunstancias en las que él se encuentra (aparentemente andaba en estado de ebriedad), pero que en un momento determinado se escucha un disparo y cuando esta persona dirige su mirada hacia el lugar donde se encontraba el señor Tórrez, sí se puede decir que vio cuando tenía él en su poder el arma de fuego y apuntando hacia su humanidad”, dijo el jefe de la unidad especializada antihomicidios de la FGR, Óscar Torres, este martes en conferencia de prensa.

El disparó que atravesó el tórax de Tórrez  se escuchó entre la una y las dos de la madrugada, minutos después de que este desatendiera los consejos de sus familiares y optara por salir a caminar “unos 50 metros fuera de su casa”, según el fiscal.

Según el director de Medicina Legal, Mario Alfredo Hernández, el disparo entró por la región pectoral izquierda, “lesionó el pulmón y también el corazón”.

“(A las 5:30 a.m.) nuestro perito que fue a hacer el levantamiento dictaminó que tenía de tres a cinco horas de fallecido”, añadió Hernández.

Cuando Tórrez salió de su casa iba armado y presuntamente en estado de ebriedad. En su casa, además de él, se encontraban dos familiares y un empleado. Según las autoridades, uno de estos familiares lo acompañó en la caminata y en un momento de descuido –porque todos sabían que portaba un arma- Tórrez se disparó.

“Al momento de escuchar el disparo (el testigo) ve y efectivamente él (Tórrez) está con el arma en su poder apuntando hacia el tórax”, explicó el fiscal Torres.

Entre el desaparecido ex líder departamental de ARENA  y la última persona que lo vio con vida había entre “tres o cuatro metros” de distancia.

Los  últimos minutos

Inconsciente, Tórrez fue auxiliado por sus familiares y conducido al Hospital de Diagnóstico de la colonia Escalón, adonde fue ingresado a las 2:15 A.M de este martes. 15 minutos más tarde, pese los intentos de reanimación practicados, este falleció. Las unidades anti homicidios de la Fiscalía y de la Policía Nacional Civil fueron alertadas una hora más tarde (a las 3:15).

“Se recibe una llamada telefónica en donde informaban que al hospital de Diagnóstico había ingresado el señor Adolfo Tórrez Díaz, presentando en ese momento herida por disparo de arma de fuego”, señaló el fiscal especial.

Las autoridades informan que en el cuerpo de Tórrez se encontró un orificio con tatuaje de pólvora a la altura del tórax. La Fiscalía, sin embargo, no dejó claro si el examen de parafina practicado al cadáver resultó positivo.  “Como hubo manipulación en el hospital para hacer las maniobras de reanimación, entonces… se harán más investigaciones”, dijo el fiscal Torres.

El Ministerio Público también hará pruebas de parafina a los parientes para descartarlos como sospechosos. El fiscal no quiso revelar el tipo de arma presuntamente ocupada por Tórrez para dispararse, pero adelantó que se cuenta con un casquillo, que estaba dentro del arma de fuego, y con un proyectil deformado por el impacto en el cuerpo y en la pared en donde rebotó.

Las primeras informaciones recabadas por las autoridades, luego de entrevistar a las últimas personas que lo vieron con vida, arrojan que Tórrez salió de su casa de habitación después de las seis de a tarde del 1 de junio y regresó, con uno de sus familiares, a eso de la una de la madrugada del siguiente día en presunto estado de ebriedad.

Según la Fiscalía, ahora buscarán fortalecer la hipótesis del suicidio aunque no se “descarta nada”. “Hay en el cuerpo evidencias de que el disparo fue de cerca. Pero lo más fuerte es la evidencia testimonial que establece todo ese momento histórico desde la llegada a la casa, salida de la casa para caminar un momento y posteriormente cuando se da el desenlace del disparo”, dice el fiscal Tórrez.

Las autoridades, a partir de hoy, intentarán determinar qué hizo Tórrez, a quiénes llamó con su teléfono celular y con quiénes estuvo en sus últimas horas con vida, para determinar el motivo que lo llevó presuntamente a suicidarse.

Suicidio o no, Adolfo Tórrez temía ser asesinado y así se lo hizo saber al menos a dos personas, que lo confirmaron a este medio.

René Rendón, cercano amigo del ex dirigente arenero, declaró que “él era demasiado hombre como para suicidarse” y dijo tener miedo de que ahora lo mataran a él y a su familia. Rendón no quiso responder quién o quiénes estarían interesados en hacerle daño a Tórrez y ahora estarían dispuestos a hacerle daño a él.

Otra fuente, quien pidió reserva de su identidad para hablar con El Faro, declaró que Tórrez le había dicho que “temía que lo mataran. En ese momento no me quiso decir quienes, pero me dijo que más adelante me lo diría”.

Adolfo Tórrez fue destituido como director departamental del partido Arena en San Salvador hace mes y medio, después de una publicación de este periódico en la que se daba a conocer una conversación entre Tórrez y el diputado prófugo Roberto Carlos Silva Pereira.

Silva Pereira está acusado en El Salvador de lavado de dinero y sobornos, y se encuentra desde hace dos años detenido en Estados Unidos, donde es procesado por indocumentado. Ya detenido en Florence, Arizona, la fiscalía de Guatemala lo acusó de ser el autor intelectual del asesinato de tres diputados salvadoreños del partido Arena y su motorista, hecho ocurrido en febrero de 2007, y en el que se sospecha motivos de narcotráfico.

En esa conversación telefónica entre Tórrez y Silva Pereira, ocurrida en marzo de 2008, el entonces director departamental de Arena le pide al diputado medio millón de dólares a cambio de gestionar que se le libere de cargos en El Salvador. Tórrez presume de tener una red de contactos que le permitirían desvanecer las acusaciones contra el legislador suplente del Partido de Conciliación Nacional, y revertir la condena que pesa contra la esposa de Silva Pereira, recluida en una prisión salvadoreña por complicidad.

Anuncios

3 comentarios en “Muere Adolfo Tórres

  1. que han compuesto ahora a un año de la partida del chele torrez que dios lo tenga en su santo reyno y a a los culpables mejor no hubieran nacido…no les remuerde la conciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s